Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Con Unidad de Máxima Urgencia nueva, pero en abandono

La unidad fue inaugurada en enero de 2015 por la ministra de Salud, Violeta Menjívar, sin embargo no ha sido utilizada.

Así luce el espacio de la Máxima Urgencia, sin equipo y sin camas.

Así luce el espacio de la Máxima Urgencia, sin equipo y sin camas.  | Foto por elsalv

Un candado y una cadena separan a la unidad de Máxima Urgencia del ajetreo y saturación que se vive en el resto del servicio de Emergencias del Hospital Zacamil.

Es un panorama contradictorio, al otro lado de las puertas cerradas con candado se alcanza a ver un amplio espacio abandonado, mientras que afuera hay pacientes que deben esperar en los pasillos, en camillas incómodas, algunas sin sábanas limpias, en medio del paso de médicos y enfermeras.

“En estos pasillos las luces están encendidas las 24 horas y varios de ellos prácticamente ya están ingresados por días, pero no hay camas en los servicios”, explicó Carlos Ramos Hinds, cirujano del hospital.

La unidad de Máxima Urgencia es nueva, una placa dorada colocada a su lado informa que fue una obra ejecutada en noviembre de 2014.

El 14 de enero de 2015, la ministra de Salud, Violeta Menjívar, inauguró el proyecto y visitó ese mismo espacio que ahora se mantiene a oscuras.

En ese entonces anunció que la Máxima Urgencia fue remodelada para que su capacidad aumentara de dos pacientes a seis.

Los trabajos fueron parte del proyecto de “Mejoramiento del servicio de Emergencia del Hospital Zacamil”, también incluyó la remodelación de las áreas de Pediatría, Cirugía, Ginecología, Emergencias y la sala de espera.

La inversión de la obra fue de $2 millones, y contemplaba la compra de nuevos equipos.

Más de un año después, el área inutilizada tampoco cuenta con camas o el equipo necesario para atender a los pacientes que lleguen en estado crítico.

“Todo ese espacio está cerrado, aquí afuera hay pacientes que pasan días en estas camillas, sin privacidad”, denunció Ramos Hinds.

Para Milton Brizuela la obra fue realizada bajo una “visión propagandística mal planificada”. Declaró que hay muchos pacientes que llegan en condiciones críticas y requieren de un área especializada para ser atendidos, como las víctimas de la violencia o de accidentes de tránsito.

“Llegaron a poner una placa, pero ahí está sin equipo, sin utilizarse, habiendo necesidad de espacio para el resto de los pacientes”, añadió Brizuela.

Entre el equipo que una Máxima Urgencia debería tener están monitores cardíacos y ventiladores, pero no se observa que la unidad los tenga.

Brizuela dijo que el argumento que la dirección del Zacamil les ha dado es que no hay fondos suficientes para contratar al personal encargado del área, ni para todo el equipo.

El cirujano señaló que lo mismo ha ocurrido con el equipo de Tomografía Axial Computarizada (TAC) que recibió el hospital en una donación. Una nota de la página web del Ministerio de Salud, con fecha 20 de marzo de 2013, indica que ese día el Gobierno de Japón anunció que la donación de equipo hospitalario a seis centros de la red pública nacional. Uno de esos equipos sería un TAC para el Zacamil.

“El TAC nunca ha funcionado formalmente, no tienen plazas para el personal que es necesario para echar a andar el proyecto”, añadió Brizuela.

De acuerdo con el cirujano, el director anterior del Zacamil les informó que necesitaban al menos $15 mil para poder contratar al personal que trabajaría con el equipo.

Los pacientes deben esperar hasta meses para lograr un cupo y poder usar el TAC del Rosales.

En muchos casos el examen debería realizarse de urgencia, indicó Ramos Hinds.

La situación hizo que el cirujano pediatra, Andréjulio Gregori, criticara el proyecto del Minsal de construir otro hospital para la zona, que podría estar en Nejapa.

“Un nuevo hospital no puede ser la solución cuando los hospitales que ya están no les pueden dar más personal o tienen problemas de insumos por falta de fondos”, expresó el cirujano.

Gregori consideró que si se apoyara financieramente al Zacamil, el hospital podría atender adecuadamente la demanda de pacientes que recibe.

Además, tanto Ramos Hinds como Gregori opinaron que el hospital cuenta con espacios que podrían ser usados para ampliar su infraestructura.

A inicios del año pasado, la dirección del Zacamil indicó que más de 1 millón 600 mil habitantes están a cargo del hospital por su ubicación.

El Diario de Hoy pidió la posición de las autoridades de Salud y del hospital sobre las denuncias realizadas, pero al cierre de la nota la solicitud aún no había sido atendida. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación