Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El chikunguña ya sobrepasó los casos positivos de dengue

En el Zacamil, 17 niños menores de un año estaban ingresados, ayer, por el virus

El número de niños ingresados por chikunguña va en aumento en el Zacamil.

El número de niños ingresados por chikunguña va en aumento en el Zacamil.

El número de niños ingresados por chikunguña va en aumento en el Zacamil.

En El Salvador el chikunguña avanza más rápido que el virus del dengue , así lo demuestra el último reporte del Ministerio de Salud (Minsal),

El número de pacientes afectados por la chikunguña sobrepaso a los de dengue en cuestión de cuatro meses aproximadamente.

Solo entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre se registran 4,080 personas afectadas por la fiebre chikunguña, lo que hace un acumulado de 16,430 infectados, mientras que por dengue se notifican 11,715 casos confirmados.

El causante de ambas enfermedades es el zancudo Aedes aegypti, por eso es el llamado insistente de las autoridades para que se destruyan los criaderos.

José Ruales, representante de la OPS, manifestó que la infección está creciendo a una velocidad importante, aunque no en la proporción de otros países como República Dominicana.

Ruales expuso que cualquier enfermedad que está siendo introducida se va a expandir como una mancha de aceite, al principio sucede por los contactos que se tienen, pero las personas se trasladan y llevan el virus a otras zonas.

El lunes, el viceministro de Políticas Sectoriales, Eduardo Espinoza, dijo que en el país había una epidemia de chikunguña y de dengue, y reiteró que las jornadas no han dado los resultados esperados por culpa de los alcaldes que están de cara a las elecciones.

"Estamos en epidemia en ambas, tanto en el dengue como en la fiebre chikunguña, y hay una alerta que está decretada ya por el sistema nacional de Protección Civil", acotó el funcionario.

Bebés afectados

El virus del chikunguña mantiene postrados a 17 niños menores de un año, en el hospital nacional Zacamil. Los llantos en el Servicio de Pediatría no cesan, es la manera que tienen los bebés de manifestar el dolor en su cuerpo.

Hugo Adolfo Lima, jefe del Servicio de Pediatría del Zacamil, manifestó que diariamente se ingresan entre diez a 15 infantes por esta causa.

Agregó que en julio comenzaron a ver el incremento de los casos, incluso hay recién nacidos que llegan con historia de fiebres elevadas, que no paran de llorar y con ronchas en la piel.

"El dolor es mucho más fuerte que el que produce el dengue", agregó Lima.

En los infantes la enfermedad dura en promedio tres días y no quedan con dolores en las articulaciones como sucede con los adultos.

A los infantes de menos de un año se les ingresa porque el riesgo es mayor, el dolor y la fiebre se tratan con acetaminofén y suero endovenoso para evitar la deshidratación.

En el Zacamil ya se sobrepasaron los cupos de Pediatría debido al incremento de bebés con esta infección, en el Servicio la capacidad instalada es de 40 camas, pero ayer había 54 infantes ingresados, 17 de ellos por el virus chikunguña.

En dos cuartos permanecen los infantes con toallas mojadas en la cabeza y en el pecho para bajarle la fiebre, varios de ellos no paran de llorar.

En una de esas camas se encuentra Edison, el hijo de Claudia Rivas; él apenas tiene un mes con nueve días de nacido. Está tumbado panza abajo, descansando. La fiebre le ha cesado. Él se encuentra hospitalizado desde el lunes.

"Lo traje porque tenía fiebre de 38 grados, ronchitas en el cuerpo y dolor de piernas y brazos", comentó la joven.

Añadió que a su bebé la fiebre le comenzó el domingo por la tarde, ella le puso pañales mojados y le dio acetaminofén, pero los malestares no se le calmaron.

Rivas indicó que en su casa, su hermana y ella ya fueron afectadas por el chikunguña. La familia reside en Apopa.

En la misma sala se encuentra Reyna Hernández con su nieto Benjamín, de dos años, quien permanece acostado con un trapo mojado en la cabeza.

Los síntomas del chikunguña le comenzaron el lunes por la madrugada, las fiebres elevadas le provocaron convulsiones. "Él ya no aguantaba que lo paráramos ni que lo tocáramos", comentó Reyna.

Para bajarle la fiebre le dieron acetaminofén y le pusieron trapos mojados en la cabeza, pero la fiebre continuó y tras la convulsión decidieron llevarlo al hospital.

"Como venía con ronchas, ya dijeron que era posible que tuviera la enfermedad que anda dando y le administraron medicamento para la convulsión, pero como la fiebre no le termina de salir, aquí estamos", expresó la señora.

Reyna indicó que en la familia solo Benjamín se había librado de la infección.

El jefe de Pediatría informó que la mayor cantidad de pacientes es de Apopa y colonias vecinas donde comenzó el brote.

Fue en junio que el Minsal dio a conocer públicamente que los casos registrados en Zapote Abajo, en Ayutuxtepeque, eran de chikunguña.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación