Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Calles destrozadas ponen a prueba a los conductores

Debido al tráfico buscan otras calles. Usuarios son los más afectados, dijeron motoristas

Calles destrozadas ponen a prueba a los conductores

Calles destrozadas ponen a prueba a los conductores

Calles destrozadas ponen a prueba a los conductores

Estos son dos puntos de las vías alternativas del Sitramss en donde, quizá, se avanza más caminado que en vehículo: la 3a Calle Poniente y la incorporación al Bulevar Castellanos (antes Venezuela).

Y si es de los que viajan en transporte público, los buseros cuentan que hay zonas en donde pueden pasar hasta 30 minutos y solo avanzar 100 metros.

Jorge Martínez es motorista de la ruta B y diariamente debe tomar su buena dosis de paciencia para transitar por las vías alternativas que a su criterio no han dado "abasto".

La ruta B hace su recorrido desde Ciudad Delgado hacia la Universidad de El Salvador. Martínez aseguró que transitar por el Bulevar Tutunichapa y la 3a Calle Poniente en la mañana desde las 6:00 hasta las 9:00, y por la tarde desde las 2:00 hasta las 6:30 es a paso de tortuga; por eso su recorrido que normalmente dura un promedio de dos horas se prolonga hasta tres horas.

El presidente de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros (ATP), Roberto Soriano, que aglutina las rutas de buses 4, B, 41, 7C, 13, 15 y 14, entre otras, dijo que los trabajos del Sitramss ha incrementado los costos de operación, por ejemplo el consumo de combustible ha aumentando hasta en un 30 %.

Pero quienes a diario transitan en las vías alternativas aseguran que por desesperación buscan otras calles, pero que al final eso redunda en pérdida de tiempo y gasto de combustible.

Juan Pablo Álvarez, representante legal de Acopatt, ruta 29 bus, comentó que los puntos críticos son la 50a Avenida Norte, la Avenida Independencia, en las cercanías del Reloj de Flores, la Avenida Peralta y la 3a calles Poniente y Oriente. Estas últimas pasan congestionados a toda hora, según Álvarez.

Desde que iniciaron los trabajos, los transportistas cuestionaron la decisión del VMT de sacar de la Juan Pablo II a más de 60 rutas de buses y microbuses. "Según los motoristas, cruzar el centro de San Salvador sobre la 3a calles Poniente y Oriente es terrible", dijo.

Alvarez explicó que debido a los trabajos del Sitramss, una unidad de la ruta 29 hace un recorrido en tres horas, desde Soyapango hacia Metrocentro, y que el 50 % del tiempo es consumido tratando de salir del congestionamiento de la 3a calles Poniente y Oriente, la principal ruta alternativa del VMT.

Otro de los tramos en donde el caos vehicular empieza desde las 6:00 de la mañana es a Alameda Juan Pablo II y 33a Avenida Norte, a la altura del hospital Médico Quirúrgico.

Para los motoristas de las rutas que en su mayoría son de Soyapango, Ilopango, San Martín y San Bartolo, los gestores de tráfico no son suficientes y no permanecen en las zonas críticas durante las horas en que el flujo vehicular es fuerte.

Los transportistas aseguraron que el caos vehicular a causa del megaproyecto del VMT, el Sitramss, también llega a la 2a Avenida Sur y 4a Calle Poniente, a la 10a Avenida Norte y a la Avenida Cuscatlán y 4a Calle Poniente.

Pese a que el VMT ha intentado que tanto vehículos particulares como del transporte público no transiten por la Juan Pablo II esta siempre luce congestionada.

Así que si puede evitar pasar por esta zona, hágalo. Así se ahorra tiempo, combustible y evita el estrés. Pero si no hay alternativa ármese de paciencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación