Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los 13 personajes de 2013: Rudis González Gallo

"Cada uno de nosotros debemos aportar y no solo tirarle la pelota al que gobierne"

El técnico de la Selecta playera habla de 2013 de su equipo y de la actualidad del país. Vislumbra un futuro mejor, pero no deja todo librado al gobierno de turno, sino que habla de la responsabilidad social del individuo.

"Cada uno de nosotros debemos aportar y no solo tirarle la pelota al que gobierne"

"Cada uno de nosotros debemos aportar y no solo tirarle la pelota al que gobierne"

\"Cada uno de nosotros debemos aportar y no solo tirarle la pelota al que gobierne\"

Rudis Gallo fue uno de los personajes del deporte salvadoreño en este 2013. Logró mantener otra vez en la elite mundial a una Selecta que ya ha pasado a ser la más querida por los salvadoreños a nivel deportivo. La Azul playera es referencia de trabajo, sacrificio, humildad, fe y talento. Y mucho tiene que ver su conductor.

Se va 2013, otro año positivo para la Selecta playera..

—Sí, fue positivo porque se logró clasificar a la Copa del mundo de Tahití y tuvimos un evento en nuestro país que fue muy exitoso. El grupo alcanzó un buen nivel en la parte deportiva y se tuvo el apoyo de la Federación, el comité ejecutivo, el gobierno central. Existe mucho entusiasmo por esta selección, hay muchos jóvenes que se vuelcan a practicar el fútbol playa, se han motivado los gobiernos municipales y la empresa privada. Se han sumado más proyectos de fútbol playa a nivel de selección, a nivel de desarrollo, en la zona costera se han dado pases muy positivos. Éxitos que alcanzamos para que esto continúe...

¿Cómo hace para manejar la presión que se le exige hoy, la de estar siempre en los lugares de elite?, ¿existe alguna "fórmula" para eso?

—Se puede, siempre y cuando exista este apoyo. Si es así, nosotros vamos a mantener un buen nivel. Confío en Dios y en el trabajo que se ha hecho que esto seguirá en el futuro. Con fogueos uno va adquiriendo mayor madurez, se han dado muchos eventos en 2013 en el país y eso fue importante para los jugadores. Quedó demostrado en el Mundial que ellos juegan de manera normal en un evento de jerarquía, profesional. Esperemos que siga el apoyo igual o mejor, pero no para atrás. Acá hay un grupo de jugadores, aparte de los mundialistas, que necesitan roce internacional. Con el tiempo y los partidos se va madurando, se va creciendo.

El 2014 será un año de elecciones presidenciales en El Salvador ¿qué espera de ellas?

—Es muy bueno que cada candidato presente sus mejores propuestas. Hay que encomendarle a Dios que ilumine al ganador, que le dé el poder de gobernar bien al país, sea la izquierda o sea la derecha. Sobre todo, que tenga bien presentes las grandes necesidades del pueblo salvadoreño y que trate de estar en el lugar donde está el pueblo. Sabemos que las condiciones de vida son difíciles. No solo en El Salvador, sino en el mundo, las condiciones no son fáciles.

Y el rol de la gente es clave...

—Nosotros como seres humanos tenemos que también aportar, no debemos solamente tirarle la pelota al que gobierne, sino que nosotros tenemos que sumar y sacar las cosas buenas de cada uno. La base de la sociedad es la familia. Uno debe dar el ejemplo haciendo las cosas bien, la sociedad trata de imitar lo bueno y va a crecer de ese modo. Así tendremos un mayor desarrollo...

¿Cuáles deben ser las prioridades del país para el próximo gobierno?

—Se debe atacar las problemáticas sociales principales: la parte de la educación, la seguridad y la salud. Son aspectos muy importantes. Hay que manejar bien, crear estrategias positivas, la política debe estar bien orientada a las necesidades básicas.

¿Vislumbra el futuro alentador? ¿se pueden mejorar tantas dificultades?

—Ya estamos terminando un año difícil como país, aunque glorioso en el deporte como en el caso del fútbol playa. Como seres humanos debemos tener en mente que el día de mañana será mejor. Y tenemos que comenzar a cambiar individualmente: yo, mi vecino, la comunidad y el país. Yo creo que las autoridades que llegarán tienen suficiente conocimiento de la situación que se vive en el país y deben tener capacidad para afrontar los problemas.

Siempre con el deporte como parte integral y fundamental en la sociedad...

—Es muy importante dentro de la parte social en todos los países. Mantiene unidos a los pueblos, a la familia.

¿Y en el fútbol playa?, ¿se pueden aventurar más alegrías para los salvadoreños?

-Lo que se viene siempre es muy bueno, y a la vez muy exigente. Siempre con compromisos. Vienen eventos grandes en el país, luego que se de la inauguración de estos dos estadios que ya están en proceso de construcción (Apulo y Costa del Sol) Quizás este año se venga también la eliminatoria mundialista, ya sea que se dé en el país o no, debemos estar preparados.

¿Se puede decir que hay chances de hacer la eliminatoria en El Salvador?

—Lo que sé es todo lo que se estuvo manejando antes de Bahamas, que estuvimos cerquita de ser sede de la eliminatoria. Ahora tenemos requisitos cumplidos porque los dos estadios estarían terminados si la eliminatoria se realiza en el último trimestre de 2014 o en el primero 2015. Con respecto a la organización también avanzamos: Beach Soccer vio en eventos anteriores que estamos en condiciones de hacer una eliminatoria y organizar torneos.

Si se da, sería algo fantástico para el país deportivo...

—Maravilloso, como un regalo para este pueblo salvadoreño. En Centroamérica nunca ha habido una eliminatoria mundial de fútbol playa; además de lo que significaría para el país, sería un estímulo para todos los países de Centroamérica.

La gente se ha adherido a ustedes como la gran esperanza del fútbol después de los problemas de amaños de la Selecta mayor.

—Sentimos mucha afinidad con la gente. El caso de la mayor es punto y aparte. El aficionado del fútbol ha sido sabio, ha respondido al llamado del espectáculo, he visto los juegos para llegar a la final de la Liga mayor y estuvieron llenos los estados. Esta nueva generación necesita una oportunidad. Esta generación no puede pagar por la anterior, sino que hay que apoyarla y darle confianza; el fútbol debe continuar.

El deseo de Gallo para 2014 es...

—Que Diosito me dé salud a esta familia hermosa que tengo, que todos los proyectos como país se desarrollen y que cada uno de nosotros llevemos a Dios en el corazón.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación