Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buscan especializar a las mujeres en informática

Exbecario salvadoreño lanza programa de inserción laboral para el sector

Mauricio Quevedo, creador del programa (izq.), y Fernando Herrera, especialista cultural de la Embajada de Estados Unidos, explican el proyecto de entrenamiento. Foto EDH /MAURICIO CÁCERES

Mauricio Quevedo, creador del programa (izq.), y Fernando Herrera, especialista cultural de la Embajada de Estados Unidos, explican el proyecto de entrenamiento. Foto EDH /MAURICIO CÁCERES

Mauricio Quevedo, creador del programa (izq.), y Fernando Herrera, especialista cultural de la Embajada de Estados Unidos, explican el proyecto de entrenamiento. Foto EDH /MAURICIO CÁCERES

Mauricio Quevedo, un dinámico empresario exbecario Huber Humphrey Fellowship, del programa de becas Fulbright, de Los Estados Unidos, ha lanzado en coordinación con otros jóvenes beneficiarios de estas becas, un proyecto para entrenar de forma gratuita a mujeres, incluyendo a quienes tengan alguna discapacidad física, en los lenguajes de programación iOS, Punto Net y Android.

La iniciativa, que busca mujeres que ya tengan alguna experiencia o conocimiento previos de programación, así como dotes de liderazgo, tiene como objetivo insertarlas en empresas que requieren personal con esas habilidades.

Quevedo, quien es licenciado en computación, sostiene que lo que ha denominado "Programaas" es una forma de devolver un poco de los beneficios que recibió cuando fue becario en instituciones educativas del extranjero, como la Universidad de Washington, Seattle.

El Programaas cuenta con el apoyo de la Embajada de Los Estados Unidos, la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicación (Casatic), la empresa Korinver y el Centro Cultural Salvadoreño Americano, entre otras instituciones.

"La idea al estar afuera es tratar de traer buenas experiencias al país, mejorar un poco la situación de la población en general y la idea acá es atacar un punto que está pendiente que es la parte de generación de empleo", afirmó el emprendedor salvadoreño.

Y es que según lo expresado por Quevedo para poner en marcha este programa contactó con empresas vinculadas al campo de la informática para identificar el perfil de personal que buscan.

Así quienes pasen con éxito por el entrenamiento sobre programación informática tendrán la oportunidad de ubicarse en firmas salvadoreñas como Central American Software Services, Avanza Media y la misma Korinver.

¿Cómo surge el Programaas? Quevedo, quien además estudió en el Incae y en la Universidad Otaru de Japón, dice que puso el proyecto en un concurso para acceder a fondos del Departamento de Estado de los Estados Unidos en el cual compiten miles de proyectos de todo el mundo.

El Programaas se midió con otras dos mil propuestas, de las cuales solo 60 fueron las ganadoras, entre ellas dos de El Salvador: una es la que impulsa Quevedo y otra que desarrolla otro equipo en el Museo Tin Marín.

Los fondos llegan a la Embajada y ésta los traslada a la Asociación de Ex Alumnos de programas de Intercambio de Los Estados Unidos, la cual distribuye los fondos.

Lo novedoso del proyecto impulsado por el exbecario salvadoreño es que a diferencia de otras ayudas que vienen para que las mujeres desarrollen habilidades manuales, en este caso se pretende que las beneficiaras tengan formación en un campo más sofisticado, asegurarles empleo y al mismo tiempo levantar el perfil de programación que tiene el país.

Las interesadas en aplicar a esta oportunidad pueden encontrar más información sobre los requisitos y pasos a seguir para inscribirse en el sitio en línea www.programaas.com así como el perfil que tiene en Facebook y los cuales han sido montados por otros exbecarios de Fulbright.

Quevedo explicó que ya cuentan con los programas de entrenamiento, con los docentes y tienen previsto iniciar con el curso el 15 de abril próximo.

"En este momento tenemos abierto el periodo de solicitudes, el cual va a llegar hasta el 31 de marzo y vamos a dar tiempo para que la entreguen a más tardar el 5 de abril", subrayó. Hasta el momento hay más de 100 jóvenes inscritas, indicó.

De acuerdo con el empresario a quienes se inscriben se les aplica tres exámenes: uno de personalidad, uno de lógica general y otro de lógica matemática.

Las que logren pasar esos filtros y entrar en el curso de lenguaje de programación recibirán viáticos para alimentación y transporte.

El entrenamiento terminará en octubre.

Fernando Herrera, especialista cultural de la Embajada Americana, explicó que hay muchas personas que están involucradas en el proyecto lanzado por Quevedo y eso les alegra porque se están logrando varios objetivos: incrementar las posibilidades de producción del país y que las mujeres accedan a un salario competitivo.

"Esto es un elemento fundamental y sobre todo darle la oportunidad a la mujeres que no tienen las mismas oportunidades que los hombres en nuestra sociedad. Aunque nosotros lo digamos y por ley sea así pero en la práctica hay un rezago y eso se de a la falta de oportunidades históricas", subrayó Herrera.

El especialista cultural subrayó el hecho de que se esté buscando favorecer a las mujeres con discapacidad es destacable, considerando que pertenecen a un sector más afectado por la exclusión.

"(El proyecto) está creando una experiencia de aprendizaje para el país, porque lo que queremos al final de esto es sentarnos a reflexionar qué aprendimos, qué fue lo bueno que se logró y de ser posible hacerlo más grande. Es posible que hayan más empresas que se quieran interesar en este tipo de iniciativas", aseveró Herrera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación