Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aval a créditos y subsidio al transporte a última hora

En los últimos tres días de sesión plenaria, el Congreso avaló $1,281.8 millones en créditos para distintos destinos. Además, aprobaron cambiar el subsidio al transporte y aumento a docentes

Rodolfo Parker, del PDC, conversa con la legisladora Lorena Peña, del FMLN, en la sesión de ayer. foto edh / jorge reyes

Rodolfo Parker, del PDC, conversa con la legisladora Lorena Peña, del FMLN, en la sesión de ayer. foto edh / jorge reyes

Rodolfo Parker, del PDC, conversa con la legisladora Lorena Peña, del FMLN, en la sesión de ayer. foto edh / jorge reyes

Sin los votos de ARENA, la Asamblea Legislativa ha aprovechado los últimos tres días de la legislatura para aprobar más de $1000 millones en créditos internacionales; pero anoche, en la última jornada de la maratónica sesión plenaria que ha durado tres días, los tricolores acompañaron la aprobación de $122 para la construcción de un bypass en San Miguel.

Asimismo, fue aprobado otro empréstito por $115, para el corredor Pacífico Centroamericano. En total, la deuda heredada por la legislatura anterior fue de $1,281.8 millones.

La sesión plenaria inició el martes. Ese día, también por la noche, fueron aprobados $144.8 millones por las bancadas del FMLN, GANA, PDC, PCN y los legisladores tránsfugas. De ese monto, fueron ratificados $100 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que serán administrados por el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) para apoyar a cooperativa y financieras que entregan créditos productivos a los micro, pequeños y medianos empresarios.

Aprovechando la correlación favorable, el FMLN introdujo en la sesión otro por $44.8 millones, suscrito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que irá destinado a la construcción, equipamiento y modernización de la oficinas centrales de la Fiscalía General de la República (FGR).

Ambos empréstitos formaban parte de otro paquete de $400 millones que los legisladores prefirieron dejar para después, tanto que decretaron un receso para que el miércoles continuara la discusión sobre los créditos pendientes.

En el segundo día, el miércoles, los legisladores fueron convocados para sesionar, pero en esa ocasión no fue posible aprobar los créditos que faltaban, pues no existían los votos necesarios.

La premura por aprobar los empréstitos, no obstante, comenzó el jueves pasado, cuando fueron aprobados $900 millones en Letras de Tesorería (Letes), con los votos de las bancadas del FMLN, GANA, PCN y PDC, a condición de que se aprobara una Ley de Responsabilidad Fiscal esta semana.

Esta deuda fue duramente criticada por la bancada tricolor, pues consideraron que en los parámetros del empréstito no queda claro cuáles serán los destinos del dinero, por lo que sospechan que el mismo será de libre disponibilidad.

Por el contrario, el Congreso aprovechó la sesión del miércoles para avalar otros proyectos a última hora, como el cambio de modalidad del subsidio del transporte del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), el cual será pagado por pasajero movilizado y no por cada unidad.

Ahora, los buses ya no recibirán $400 por unidad, sino $0.04 centavos por pasajero. En el caso de los microbuses, que recibían $200 por unidad, ahora tendrán $0.02 por pasajero, por lo que tendrán que colocar controles para determinar cuántos pasajeros ha utilizado el servicio, además de otra tecnología.

La medida sólo fue aprobada por las cúpulas del FMLN, GANA y los tránsfugas. Nuevamente, la bancada de ARENA criticó la medida, y consideró que la misma servirá para financiar parte del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

En la misma noche, los legisladores aprobaron también otra medida que no cayó en gracia a la fracción tricolor ni a las gremiales de docentes. Se trata de un decreto para que el aumento salarial para los educadores y empleados del Ministerio de Educación sea retroactivo desde enero.

Ya en la noche de ayer, los últimos proyectos aprobados fueron los créditos para el bypass de San Miguel, proyecto que prevé construir un camino de circunvalación y aumentar el número de carriles en la ya existente carretera Panamericana, con el fin de aliviar la congestión de tránsito en las áreas urbanas de San Miguel.

El ministro de Obras Públicas Gerson Martínez dijo que la construcción durará 4 años y que el Gobierno pondrá una contrapartida de $30 millones.

ARENA votó por el préstamo aunque crítico el endeudamiento del Ejecutivo. Son 15,426 millones en deuda que han adquirido los gobiernos del FMLN, según el jefe de bancada de ARENA, Donato Vaquerano.

No obstante, distintas fracciones legislativas celebraron que el crédito fuera avalado por unanimidad.

Ley de Responsabilidad Fiscal no prosperó

Una de las condiciones de varios partidos de oposición para dar sus votos por algunos empréstitos, era la aprobación de una Ley de Responsabilidad Fiscal, para evitar que el gobierno siguiera adquiriendo más deuda estéril.

Sin embargo, los partidos no lograron un acuerdo y partidos como ARENA y PCN consideraron que la legislación propuesta carecía de los controles necesarios para evitar que el Gobierno se siga endeudando a discreción.

Otro de los proyectos que tampoco logró entrar en la sesión plenaria de ayer, fue una iniciativa del PCN, encaminada a reforma a la Constitución para separar las funciones jurisdiccionales de las administrativas del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

No obstante, la moción no tuvo los votos suficientes para que fuera conocida en el tercer y último día de la sesión plenaria.

Al final de la sesión, el FMLN pidió someter a votación otro crédito por $32 millones para la construcción del edificio legislativo, pero no obtuvo los 56 votos suficientes luego de que el PDC negara su apoyo. El crédito fue devuelto a la comisión de Hacienda.

Más adelante, el FMLN volvió a pedir la autorización al Gobierno para tramitar otro crédito con el BID de $115 millones para el "Programa de Mejoramiento del Corredor Pacífico Mesoamericano", el cual fue aprobado en primera instancia con 51.

Ya al final de la sesión, el partido de Gobierno también pidió que se introdujera, con dispensa de trámites, es decir con urgencia, una reorientación del presupuesto general de la nación. El proyecto fue transferir $1 millón a Fovial para remodelar el sistema vial de la aduana La Hachadura, en Ahuachapán.

Esta medida también fue rechazada por la bancada de ARENA.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación