Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asamblea Legislativa licitará hoteles y comida gourmet para su labor

La Junta Directiva del Congreso acordó en marzo las bases de licitación para la adquisición de instalaciones para hospedaje, servicio de alimentación a domicilio y en el hotel. El año pasado, los legisladores gastaron de enero a noviembre $533,248.2

Asamblea Legislativa licitará hoteles y comida gourmet para su labor

Asamblea Legislativa licitará hoteles y comida gourmet para su labor

Asamblea Legislativa licitará hoteles y comida gourmet para su labor

Hoteles con todas las comodidades, comidas a la carta y autoservicio, chef calificado, atención a domicilio, alojamiento nivel estándar y ejecutivo. Son los servicios que está requiriendo la Asamblea Legislativa para este año y que se detallan en las bases de licitación pública para adquirir el "Servicio de Hostelería" para este año.

Se trata de la licitación LP-08/2014 "Servicio de Hostelería", cuyas bases fueron aprobadas por la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa el 27 de marzo pasado.

El documento, que contiene las bases, ha sido colgado en la página electrónica oficial de compras del gobierno (www.comprasal.gob.sv) y en él se establece que el objeto de la licitación es contratar empresas que presten el servicio de hostelería y contratar al menos dos de ellas, más no ofrece detalles sobre los eventos en que utilizará.

Se llamó a varios directivos de la Asamblea para saber para qué eventos específicos servirá este contrato, pero no fue posible hablar con ellos. Se buscó al presidente de la institución, el efemelenista Sigfrido Reyes a través de su asistente, y a Roberto Lorenzana, también del FMLN, pero ninguno de ellos contestó su celular.

Quienes sí hablaron fueron el legislador de ARENA Enrique Valdés, y los diputados de Gana Guillermo Gallegos y Francis Zablah, aunque este último dijo que no participa de la planificación de este tipo de contratos por conflicto de intereses.

Valdés y Gallegos explicaron que estas licitaciones sirven para tener ya contratado un servicio para cuando se requiera y que están debidamente autorizados por la junta directiva.

"Cualquier contrato que se haga con hotelería sirve para eventos públicos que la Asamblea invita, estamos hablando de foros, consultas, cuando se está elaborando una ley y se hace una encerrona, pero estos fondos no se usan sin control, sino que la junta directiva valora la conveniencia o no del evento y dependiendo de eso se autoriza lo planteado o la reducción del mismo", dijo Valdés.

Valdés negó que la cena de los diputados en los recesos de las plenarias salga del fondo públicos. "Eso es un mito... y la única alimentación que es frecuente es la que tienen los miembros de la junta directiva que es todo el día trabajando, y la otra es la comisión política", afirmó Valdés.

Gallegos también explicó que en el caso del servicio de hospedaje es para cuando viene algún diputado de otro país que ha sido invitado o para hospedar a los niños que participan de la actividad "Diputado por un día" en el Día de la Niñez en el país.

En el documento se detalla las especificaciones técnicas del contrato y que se dividen en: instalaciones, servicios, servicio de alimentación.

Respecto a las instalaciones piden habitaciones alfombradas con camas dobles y sencillas, habitaciones alfombradas para fumadores y no fumadores, habitaciones acondicionadas para personas discapacitadas, baño privado, servicio de televisión con cable, internet inalámbrico sin costo adicional.

Además piden que en la habitación haya accesorios como secadora de pelo, planchador, plancha, caja de seguridad, cafetera, despertador...

El servicio de alojamiento, tanto en habitación sencilla como ejecutiva debe incluir desayuno buffet.

Piden que haya aire acondicionado en áreas públicas, al menos un restaurante, bar, piscina, gimnasio, centro de negocios, múltiples salones para eventos con capacidad mínima de 1,000 personas y servicio de internet inalámbrico de alta velocidad sin costo adicional en salones y espacios públicos, y alquiler de computadoras personales (PC).

La Asamblea también pide que el personal que atienda sea "al menos bilingüe", que haya cajero automático, máquinas de hielo, servicio de habitaciones, servicios de periódicos y hasta de fotocopiadora y sistema de vigilancia con circuito cerrado.

Refrigerios y platillos gourmet

En cuanto al servicio de alimentación, piden en primer lugar, un chef calificado, y el menú según la instalación, la cantidad de personas a atender o si se trata de alojamiento.

Para el servicio de alimentación en el restaurante del hotel piden para el desayuno, almuerzo y cena menú a la carta y que incluya dos bebidas (jugo y/o café). Para el servicio de alimentos en salones del hotel, están requiriendo para los tres tiempos de comida que sea tipo buffet y dos bebidas (jugo y/o café o puede ser jugo o soda).

También incluye dos "paquete seminario", uno que incluye dos refrigerios y almuerzo con dos bebidas; y otro con un solo refrigerio.

También están solicitando un servicio de coctel con bebidas no alcohólicas y un mínimo de 20 bocas por persona hasta para 400 personas. Incluye dos bebidas por cada una.

Ya para la recepción de aproximadamente 1,800 personas requiere para el almuerzo un plato completo servido y buffet que incluye entrada, plato fuerte y postre, bebidas no alcohólicas, tarimas y descorche.

El almuerzo o cena debe incluir pollo, pescado, carne, pastas o cerdo. Cada uno debe tener sus complementos.

El servicio buffet deberá tener dos variedades de entrada, una que contenga dos ensaladas o una ensalada y una crema, dos tipos de carne a elegir que puede ser carne, pavo, pollo, cerdo y/o pescado, dos guarniciones sugeridas, y una variedad de postres a opción.

También están requiriendo refrigerios con "menú ligeros" más una bebida, taza de café permanente con su respectivo precio por taza y paquetes seminario con refrigerio para servir fuera de las instalaciones.

Cargado a cuenta del Estado

En el documento se detalla que estos servicios se pagarán con fondos del Gobierno de la República, es decir, de los impuestos de todos los ciudadanos.

Por ejemplo, el servicio de alimentación para las actividades de los legisladores realizadas entre enero y noviembre del año pasado, costaron al contribuyente $257,016.56.

A esa cantidad hay que sumar los $276,231.65 en "atenciones oficiales", y los $364,974.42 en la compra de "productos alimenticios para personas", según el informe de ejecución.

Cuánto más gastaron al cierre de 2013 no se sabe, pues el informe de ejecución que la Asamblea Legislativa ha puesto a disposición del público en su Portal de Transparencia, rinde cuentas de los gastos hasta noviembre de 2013.

En otro documento, el programa anual de compras, permite ver cuánto los legisladores tenían pensado gastar en esos rubros. Por ejemplo, en 2013 habían previsto un gasto de $197,205 para el rubro de alimentos preparados mientras que para el de hostelería, que en el documento dice que incluye atenciones oficiales y atenciones oficiales varias, proyectaban $426,118.

¿Cuánto costará al Estado estos servicios que licita la Asamblea? El diputado Gallegos dijo no recordar la cantidad prevista para este rubro pero buscan reducirlo con respecto a otros años. aunque recordó que ese monto previsto incluye la parte del acto de transmisión de mando presidencial que corresponde a la Asamblea.

El pasado viernes 11 de abril venció el plazo para responder a consultas de los ofertantes, según las bases, y el próximo 25 de abril tiene previsto cerrar la etapa de recepción de los sobres que contienen las ofertas de los respectivas empresas concursantes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación