Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Video: Gigantesco hoyo se tragó a 12 vehículos en Mississippi

El sorpresivo derrumbe se produjo en el estacionamiento de un restaurante de la ciudad de Meridian

Gigantesco hoyo se tragó varios autos en EE.UU.

El colapso sucedió durante la noche del sábado pasado, y hoy por la mañana se esperaba que los expertos llegaran hasta el lugar para que determinen cuál fue la causa del inusual desplome, según revelaron las autoridades.

Nadie fue reportado como herido luego de que el pavimento cediera en el estacionamiento de un restaurante de Meridian, ubicada en el estado de Mississippi, dejando una larga "herida" en el suelo dentro de la cual se desplomó la docena de vehículos.

El director de Seguridad Pública de Meridian, Buck Roberts, le dijo al periódico The Meridian Star que el colapso no fue el resultado de un deslizamiento de tierra, que generalmente se produce cuando un acuífero de agua subterránea se seca y deja un vacío en el suelo.

"Usted puede calificar a este hecho como usted quiera, un derrumbe o lo que sea, pero no ha sido un deslizamiento de tierra", afirmó Roberts.

Roberts anunció que los ingenieros y contratistas estarían este lunes en el lugar del hecho para estudiar el sitio y tratar de determinar por qué ocurrió.

Los equipos de emergencia fueron llamados al restaurante IHOP en Meridian el sábado por la noche, y allí encontraron una sección del estacionamiento de unos 35 pies (el equivalente a 10,6 metros) de ancho y 400 pies (casi 122 metros) de largo que se había hundido.

Automóviles, camiones y vehículos utilitarios deportivos habían caído dentro de la "herida" que se produjo en la tierra, que tiene unos 15 pies (cuatro metros y medio) de profundidad.

Las fotografías en los periódicos mostraron un auto encaramado en el borde del agujero abierto.

Una mujer llamada Gwendolyn Fikes le dijo a The Meridian Star que el coche de su hija era uno de los vehículos que cayeron en el abismo. Fikes reveló que tanto ella como su hija se había detenido en el restaurante pocos minutos antes de que sucediera todo.

"Habíamos estado allí unos tres minutos", dijo Fikes, y agregó que "de repente se escuchó un 'boom'".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación