Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tropas rusas ingresan a la fuerza a base aérea en Crimea

Un soldado ucraniano resultó herido y el comandante de la base fue detenido para sostener conversaciones.

Reuters

Reuters

Reuters

Tropas rusas ingresaron a la fuerza el sábado a una base aérea ucraniana en Crimea, con vehículos blindados, armas automáticas y granadas de aturdimiento, dejando herido a un soldado ucraniano y deteniendo al comandante de la base para sostener conversaciones.

Un reportero de Reuters dijo que vehículos armados derribaron una de las paredes del complejo y que escuchó estallidos de armas de fuego y granadas.

El coronel Yuliy Mamchur, comandante de la base, dijo que los rusos se lo estaban llevando a un lugar no especificado para sostener negociaciones. El comandante dijo además que un soldado ucraniano resultó herido en la incursión.

Al ser consultado sobre si pensaba que volvería a salvo, dijo: "eso está por verse. Por ahora estamos colocando todas nuestras armas en el almacén de la base".

La base es una de las pocas instalaciones militares en Crimea que todavía es controlada por Ucrania después de su captura y la subsecuente anexión de la península por parte de fuerzas rusas.

La península de Crimea cuenta con una población mayoritariamente rusa y alberga una de las bases navales más grandes de Rusia.

Más temprano, el subcomandante de la base, Oleg Podovalov, dijo que las fuerzas rusas que rodearon la base dieron a los ucranianos un plazo de una hora para rendirse.

Luego de que los rusos ingresaron, un funcionario ucraniano que se identificó únicamente como Vladislav, dijo que: "no provocamos esto, esto se hizo por la fuerza bruta. No sé si esta base estará formalmente en manos rusas al final del día".

"Desde la Segunda Guerra Mundial, este lugar ha estado tranquilo y ellos ingresaron aquí con disparos, armas automáticas y granadas. Estoy muy preocupado ahora", agregó.

Mamchur, el comandante, dijo a sus tropas que informaría al alto comando que habían mantenido sus posiciones.

La toma de la península del Mar Negro por parte de Rusia ha sido mayormente sin derramamiento de sangre, aunque un soldado ucraniano murió y otros dos resultaron heridos en un tiroteo en Simferópol esta semana.

El ministerio de Defensa de Ucrania dijo el viernes que las bases de Crimea todavía están formalmente bajo el control de Ucrania, pero la mayoría están ahora siendo ocupadas por tropas rusas y en ellas ondean banderas rusas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación