Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tribunal ordena investigar cuentas de extitular de Petrobras

Se incluyen a 7 involucrados y a una constructora

José Sergio Gabrielli fue presidente ejecutivo de Petróleo Brasileiro SA, conocida como Petrobras, entre 2005 y 2012. foto edh / agencia brasil

José Sergio Gabrielli fue presidente ejecutivo de Petróleo Brasileiro SA, conocida como Petrobras, entre 2005 y 2012. foto edh / agencia brasil

José Sergio Gabrielli fue presidente ejecutivo de Petróleo Brasileiro SA, conocida como Petrobras, entre 2005 y 2012. foto edh / agencia brasil

SAO PAULO. Una jueza ha ordenado que las cuentas bancarias de un expresidente de la petrolera estatal Petrobras sean puestas a disposición de los fiscales que investigan alegaciones de sobrefacturación.

La jueza Roseli Nalin aceptó la solicitud presentada el mes pasado por los fiscales para tener acceso a las cuentas bancarias de José Sergio Gabrielli, otros siete exfuncionarios de Petrobras y la constructora Andrade Gutiérrez.

El fallo de Nalin se hizo público el pasado miércoles.

Todos afrontan cargos de mala administración que se centran en alegaciones de sobrefacturación por un total de $13 millones en cuatro contratos de Petrobras con la constructora entre 2005 y 2010.

Estos cargos están relacionados con un escándalo de corrupción cada vez más amplio que ha afectado a Petrobras desde hace meses.

Las autoridades alegan que altos funcionarios de Petrobras y ejecutivos de unas de las mayores 15 empresas constructoras de Brasil operaron un plan de sobornos sobre contratos por más de 4,000 millones de dólares, en que dinero de contratos inflados se entregaba al gobernante Partido de los Trabajadores y otros para campañas políticas.

La fiscalía federal brasileña señaló que ha recuperado, aproximadamente, $170 millones involucrados en la estafa a la petrolera, y más de 230 negocios de todos tamaños están siendo investigados y que hasta ahora 86 personas enfrentan cargos.

Dos de las empresas ligadas en ese escándalo son Odebrecht y Queiroz Galvão, ambas fueron seleccionadas por la CEL (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa) durante el gobierno de Mauricio Funes para ejecutar obras hídricas en El Salvador.

Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht ha sido preseleccionada para construir El Chaparral.

Se trata de uno de los mayores escándalos de corrupción descubiertos en Brasil. Las autoridades dicen que buscan la devolución de casi $400 millones de los acusados.

Mientras, el director de Abastecimiento de Petrobras, José Carlos Cosenza, anunció ayer que atrasará la entrega de las dos refinerías que está construyendo, un día después de haber abandonado las obras de otras dos plantas.

Explicó que habrá atrasos en las obras de las refinerías por la necesidad de renegociar los contratos con las constructoras, que fueron acusadas de elevar los precios ilegalmente.

Los atrasos afectarán la Refinería Abreu e Lima, que Petrobras construye en el estado de Pernambuco (noreste), pero ya está en parte en funcionamiento, y el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro (Comperj).

El anuncio se produce un día después de que la empresa anunciara públicamente su decisión de suspender los proyectos para construir las refinerías Premium I y Premiun II, respectivamente en los estados de Maranhao y Ceará (noreste), con las que planeaba convertirse en un importante exportador de derivados.

La suspensión de ambos proyectos le generó pérdidas por 2,707 millones de reales (unos 1,041 millones de dólares). —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación