Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tras causar destrozos, Odile sigue causando lluvias en México

La tormenta Polo, en el Pacífico, amenazaba con convertirse en huracán y seguir una ruta similar a la que tomó Odile.

Odile dejó algunas inundaciones y daños a comercios y mobiliario a su paso por Baja California. foto edh / (Nick Parker/CNN)

Odile dejó algunas inundaciones y daños a comercios y mobiliario a su paso por Baja California. foto edh / (Nick Parker/CNN)

Odile dejó algunas inundaciones y daños a comercios y mobiliario a su paso por Baja California. foto edh / (Nick Parker/CNN)

BAJA CALIFORNIA. Odile, que como huracán dejó severos destrozos en la península de Baja California, seguía causando ayer intensas lluvias en el noroeste de México, mientras autoridades intentaban evacuar a miles de turistas que quedaron varados.

En tanto, la tormenta Polo, que se formó ayer en aguas del Pacífico mexicano, amenazaba con convertirse en huracán y dirigirse por una ruta muy parecida a la que tomó Odile, en paralelo a la costa occidental y en dirección a la península.

Odile tocó tierra como un poderoso huracán categoría 3 la noche del domingo con vientos de más de 200 kph, y a su paso volteó automóviles, dañó hoteles, casas, y negocios –que en algunos casos fueron saqueados–, y dejó sin energía eléctrica a casi todo el estado de Baja California Sur.

Enormes marejadas castigaron los centros turísticos de Cabo San Lucas y San José del Cabo, conocidos popularmente como Los Cabos, donde postes y árboles fueron derribados, y casas de cientos de pobladores quedaron dañadas.

El aeropuerto internacional seguía cerrado a vuelos comerciales, y el plan era que en principio fuera usado solo por aviones de las Fuerzas Armadas para evacuar a unos 30,000 turistas que seguían varados.

En la ciudad de La Paz, la capital de Baja California Sur, unas 300,000 personas no tenían suministro de energía eléctrica ni de agua potable, según medios locales.

Los pronósticos indican que la tormenta tropical Odile –que se ubicaba 25 km al sureste de Bahía de Los Ángeles, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE. UU.– estaba próxima a salir por el Golfo de California hacia el estado mexicano de Sonora y el suroeste de EE. UU., donde se degradaría a depresión tropical.

La tormenta generaba vientos máximos sostenidos de 85 kph mientras se movía con dirección hacia el noroeste a unos 15 kph.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) de México dijo que los estados afectados por Odile son Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nayarit y Durango, donde se registraban fuertes vientos o lluvias intensas.

Mientras tanto, la tormenta Polo se localizaba a 440 km al sur del puerto de Acapulco con vientos máximos sostenidos de 65 kph y con dirección al noroeste a 19 kph.

Polo, que según los pronósticos del CNH se convertiría en huracán mañana, se deslazaría en paralelo a la costa occidental de México y pasaría cerca de la Península de Baja California el fin de semana. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación