Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta deja a miles sin luz en EE. UU. y Canadá

Las autoridades culpan a la tormenta por 27 muertes: 17 en Estados Unidos y 10 en Canadá

Vehículos apilados por un kilómetro y medio en la autopista Turnpike de Pensilvania, a raíz de choques múltiples por las resbalosas carreteras.

Vehículos apilados por un kilómetro y medio en la autopista Turnpike de Pensilvania, a raíz de choques múltiples por las resbalosas carreteras.

Vehículos apilados por un kilómetro y medio en la autopista Turnpike de Pensilvania, a raíz de choques múltiples por las resbalosas carreteras.

ESTADOS UNIDOS. Las fuertes tormentas que han caído en las últimas horas en Maine, Michigan y Canadá dejaron sin luz a centenares de miles de personas en Navidad porque el hielo y la nieve derribaron los tendidos eléctricos.

A pesar del esfuerzo de los operarios, la situación se mantenía ayer y podría continuar hasta el fin de semana en muchas regiones, según han informado fuentes locales.

El mal tiempo afecta desde el pasado lunes a toda la región que va desde los Grandes Lagos hasta Nueva Inglaterra y ha dejado al menos 17 muertos en Estados Unidos y 10 en Canadá, siete de ellos por inhalación de monóxido de carbono, según informa AP. Según los expertos, el temporal es uno de los peores ocurridos en el país durante la semana de Navidad.

"Tenemos a más de 1,500 trabajadores intentando restablecer la electricidad en estas regiones, incluyendo refuerzos que han venido desde Virginia Occidental, Georgia, Indiana, Illinois y Ohio. Otros tantos están trabajando en la recogida de los árboles caídos sobre los tendidos", explicó la compañía DTE Energy a AP. "La labor de recuperación está sucediendo al mismo tiempo que estoy hablando", aclaró Brian Wheeler, portavoz de Consummers Energy a Detroit Free Press.

Hay cerca de 100.000 ciudadanos afectados en Michigan -donde llegó a haber más de 400,000- y 33,000 en Maine siguen a oscuras.

Ayer fue el quinto día sin electricidad para unos 54,700 residentes de Toronto, Canadá, que esperan el restablecimiento del servicio después de que la tormenta cubriera de nieve y hielo la región en el fin de semana pasado.

Pero esto, según Canadian Broadcasting Corporation, representa una mejora de la situación, ya que el martes había más de 300.000 suscriptores sin energía eléctrica.

En Vermont, la Policía Estatal advirtió de una cubierta "significativa" de hielo a lo largo de la ruta interestatal 89 e instó a los conductores a que tenga cautela extrema al manejar en esas condiciones.

Ya ha habido varios informes de accidentes con vehículos automotores en ese Estado relacionados con la tormenta.

Muchas familias han tenido que dejar sus hogares y resguardarse en los refugios ordenados por la ciudad en algunas escuelas cercanas.

En Maine, la Cruz Roja ha provisto de alimentos, mantas y albergues a las víctimas dl temporal. En esta región, las autoridades estatales han informado que hasta el viernes no se conseguirá devolver la luz a unos 11.000 consumidores, aunque el número ha fluctuado.

"A pesar de que hemos tenido dos días preciosos en Maine, el hielo no se ha ido a ningún lugar y está dificultando mucho las tareas de recuperación", explicó Lynette Miller, portavoz de la Agencia de Emergencias de este Estado, en un comunicado.

Choque múltiple

Las autopistas del área oriental de Pensilvania fueron reabiertas luego de quedar bloqueadas por horas a raíz de choques múltiples que involucraron automóviles y camiones en las resbalosas pistas cubiertas de nieve.

No se informó de muertes.

Las autoridades de la autopista Turnpike de Pensilvania dijeron que 35 vehículos chocaron ayer, bloqueando los carriles con dirección oeste y provocando una congestión de unos 6 km a unos 80 km al oeste de Filadelfia, entre las salidas hacia los pueblos de Morgantown y Reading.

La portavoz del Turnpike, Renee Colborn, indicó que reabrieron la autopista alrededor de las 5:00 de la tarde y que unas 10 personas fueron hospitalizadas.

Mientras tanto, la Policía estatal dijo que de 25 a 30 vehículos chocaron en la autopista interestatal 78 y cerraron un tramo de unos 8 kilómetros con dirección oeste, también en el condado Berks.

Los carriles fueron reabiertos después de las 3:00 de la tarde. El patrullero David Beohm dijo que 25 personas fueron hospitalizadas y 44 recibieron atención en el lugar.

Según el Instituto de Meteorología de EE. UU., se espera que las nevadas continúen acompañadas de muy bajas temperaturas que pueden conllevar placas de hielo que afecten a los tendidos eléctricos y dificulten, aún más las tareas de restablecimiento de electricidad.

Los funcionarios también temen que los vientos de más de 40 kilómetros por hora y la acumulación de nieve imposibiliten restaurar la luz en algunos lugares.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación