Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tormenta amenaza viajes en el noreste de EE.UU.

Algunos de los aeropuertos más transitados en el país - Nueva York, Washington, Filadelfia, Boston y Charlotte, en Carolina del Norte, pudieran sufrir grandes retrasos en uno de los momentos pico de viajes en el año

Viajeros hacen fila para pasar por la aduana y el control de inmigración en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. Foto/ AP

Viajeros hacen fila para pasar por la aduana y el control de inmigración en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. Foto/ AP

Viajeros hacen fila para pasar por la aduana y el control de inmigración en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. Foto/ AP

Se pronostican nieve y heladas para el noreste de Estados Unidos a medida que una poderosa tormenta que comenzó en la costa oeste ganaba fuerza el martes y avanzaba hacia el este a tiempo para el Día de Acción de Gracias.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que la tormenta casi seguramente afectará los planes de viaje de aquellos que esperaban visitar a familiares en la costa central del Atlántico y en el noreste.

"El momento de la tormenta no podía ser peor", dijo Chris Vaccaro, portavoz del servicio meteorológico en Silver Spring, Maryland. "Hay muchas amenazas a medida que la tormenta se desarrolla e intensifica".

Vaccaro dijo que fuertes lluvias y vientos impactarán los vuelos y viajes por carretera en la región, y que las condiciones climáticas allí pudieran tener efectos en los aeropuertos.

El martes y el miércoles por la mañana, lluvias y vientos azotarán la costa este desde las Carolinas hasta el noreste, con posibilidad de nieve y hielo en los Apalaches, el occidente de Pennsylvania y el oeste de Nueva York.

El sistema de tormentas, al que ya se atribuyen al menos 11 muertes, pudiera además desatar tornados aislados en el norte de la Florida.

En tanto, el sureste del país se apresta a sufrir intensos aguaceros en los próximos días, principalmente en Alabama, Tennessee y Kentucky. El sistema ha azotado ya partes de Arkansas, Oklahoma y Texas, pero como las temperaturas estuvieron por encima del punto de congelación los resultados fueron menos dramáticos que lo que se había pronosticado.

La tormenta surgió en el oeste hace una semana y dejó al menos 11 muertos, la mitad de ellos en Texas. Pasó por Arkansas con nieve, aguanieve y lluvia helada que estuvieron por debajo de las expectativas.

"Es realmente muy frío. Tuvimos llovizna, pero no nieve", dijo Courtney O'Neal-Walden, dueña del restaurante Dairyette en la carretera federal 270 en Mount Ida, Arkansas. "Puedes ver (el hielo) en los cables de electricidad, pero las carreteras están bien".

Sin embargo, el sistema estaba acumulando fuerza al acercarse al este.

John Robinson, meteorólogo del Servicio Nacional en North Little Rock, dijo que se emitieron alertas para partes de la mitad oriental de Estados Unidos hasta el miércoles por la tarde.

Algunos de los aeropuertos más transitados en el país - Nueva York, Washington, Filadelfia, Boston y Charlotte, en Carolina del Norte, pudieran sufrir grandes retrasos en uno de los momentos pico de viajes en el año.

Este feriado muy probablemente tendrá la mayor cantidad de viajeros aéreos desde el 2007, de acuerdo con Airlines for America, el grupo comercial y de cabildeo de la industria. El día más atareado será el domingo, con un estimado de 2.56 millones de pasajeros. El miércoles tendría unos 2.42 millones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación