Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tiroteo entre bandas en Texas causa 9 muertos

La policía de Waco dijo ayer que el enfrentamiento ocurrió en un restaurante local entre pandillas de motociclistas rivales.

Un agente del condado de McLennan hace guardia junto a un grupo de motociclistas. Foto EDH / ap

Un agente del condado de McLennan hace guardia junto a un grupo de motociclistas. Foto EDH / ap

Un agente del condado de McLennan hace guardia junto a un grupo de motociclistas. Foto EDH / ap

WACO. Unas nueve personas murieron ayer en un tiroteo entre varias bandas de motoristas rivales ocurrido en la ciudad de Waco (Texas, EE. UU.), informó la Policía.

El tiroteo, que causó también un número indeterminado de heridos, tuvo lugar en un aparcamiento situado entre los restaurantes Twin Peaks y Don Carlos poco después del mediodía, precisó el canal local News Channel 25.

Todas las víctimas -ocho perdieron la vida en el aparcamiento y un noveno pereció en un hospital- son motoristas de bandas, cuya disputa empezó en el establecimiento Twin Peaks a raíz de una discusión, y se trasladó después a la calle, agregó la Policía.

El sargento policial W. Patrick Swanton indicó que al menos tres bandas rivales se hallaban en el aparcamiento cuando sucedió el tiroteo, si bien no divulgó sus nombres.

"Mucha gente inocente podría haber resultado herida hoy. Estas bandas de motoristas criminales son muy peligrosas y hostiles", subrayó Swanton, en declaraciones divulgadas por la web del diario local Waco Tribune-Herald.

La Policía llegó a abrir fuego para poner fin al enfrentamiento, dijo el sargento, al remarcar que "sus acciones han salvado vidas al evitar una escalada" del choque en un concurrido domingo en la zona.

Numerosos agentes y personal de los servicios médicos acudieron al lugar del suceso, donde las fuerzas del orden hallaron cadenas, cuchillos, bates, garrotes y armas de fuego.

Algunos clientes que estaban en los dos establecimientos llegaron a esconderse en los congeladores para protegerse de los disparos, según el canal de televisión.

Al parecer, los dueños del Twin Peaks conocían la rivalidad de las bandas, pero aún así permitían su acceso al local, aclaró Swanton.

Tras el tiroteo, los dos restaurantes cerraron y la Policía hizo varias detenciones e interrogó a testigos.

Michelle Logan, de 37 años, declaró al periódico que "quizás se dispararon treinta armas en el aparcamiento, quizás cien balas". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación