Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Teresa, con leve mejoría, tras 15 días con ébola

La jornada de ayer y la de hoy son clave para la enfermera española y así determinar si se curará del virus adquirido en España

El gremio de trabajadores de salud se han solidarizado con Teresa y han criticado la gestión de las autoridades. edh / archivo

El gremio de trabajadores de salud se han solidarizado con Teresa y han criticado la gestión de las autoridades. edh / archivo

El gremio de trabajadores de salud se han solidarizado con Teresa y han criticado la gestión de las autoridades. edh / archivo

MADRID. La enfermera española contagiada por ébola, Teresa Romero, ha experimentado una "leve mejoría" aunque su estado sigue siendo grave, dijo ayer el director del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, Antonio Andreu.

"Día pasado, día ganado", aseguró a la prensa Andreu, en alusión a que ya han pasado 15 días desde que Romero empezó a experimentar los primeros síntomas de la enfermedad.

La ligera mejoría experimentada por Romero, de 44 años, "da esperanzas" al equipo médico que le atiende.

En cuanto a las quince personas consideradas de alto riesgo por haber tenido contacto con la enferma en días pasados y que están en cuarentena en el Hospital Carlos III ninguna de ellas tiene fiebre ni presenta síntomas de ébola, añadió Andreu.

Para todos ellos la situación de riesgo acabará el 27 de octubre, transcurridos los 21 días en los que se incuba y desarrolla el virus.

Horas antes, el médico Fernando de la Calle, uno de los que atiende a Teresa, también dijo que "es verdad que, estadísticamente, pasados ciertos días de la enfermedad, superada cierta barrera, los que han sobrevivido tienen más probabilidades de salir adelante". El límite se fija en los 14 o 15 días desde la aparición de los primeros síntomas, lo que indica que, en el caso de Romero, la jornada de ayer y de hoy serán cruciales para determinar sus posibilidades de curación.

Ministra rinde cuentas

Por su parte, la ministra de Sanidad de España, Ana Mato, compareció ayer a una sesión de control al Gobierno ante el Senado, donde fue cuestionada sobre la gestión del Ejecutivo en la crisis del ébola, luego del caso de Teresa Romero. En ningún momento dijo si dimitirá o no.

Y el funcionario de salud que culpó a Teresa por haberse contagiado y por mentir, ayer le pidió perdón. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación