Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

SIP: Venezuela ha impuesto un “totalitarismo comunicacional”

El caso de Ecuador, entre los más preocupantes, también fue analizado ayer en la 71a. reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en Charleston, EE.UU.

71a. reunión de la SIP

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gustavo Mohme (iz), y Claudio Paolillo, presidente de la Comisión para la Libertad de Prensa e información de la... | Foto por prensa.com

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gustavo Mohme (iz), y Claudio Paolillo, presidente de la Comisión para la Libertad de Prensa e información de la SIP, en la presentación del informe sobre Venezuela.

CAROLINA DEL SUR. La deriva dictatorial del régimen venezolano ha acabado por imponer en el país un “totalitarismo comunicacional” despojado ya de cualquier “simulación democrática”, denunció ayer en Charleston (Carolina del Sur, EE.UU.) la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). 

El régimen “ha instaurado ya abiertamente la dictadura” y esta “se desplaza hacia la tiranía que ejercen a dúo el gobernante chavista, Nicolás Maduro, y el jefe de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello”, dijo el jurista venezolano Asdrúbal Aguiar en la 71 asamblea general de la SIP, que termina este martes. 

En el informe sobre este país elaborado por la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP se tildó de “narcoestado real y no imaginario” el de Venezuela, y se destacó que, en el último semestre, se han registrado “300 violaciones al derecho a la libertad de expresión, ataques a periodistas, criminalización de la actividad periodística y limitaciones de acceso a la información”. 

Entre estos atropellos de los derechos y confiscación de las libertades, se destaca en el informe la prohibición de salida del país a 22 directivos del diario El Nacional, del semanario Tal Cual y el sitio web La Patilla, medios contra los que  Cabello interpuso una demanda por supuesta difamación. 

En la demanda, Cabello exige a los medios una indemnización de unos $78 millones por “daños morales” al reproducir en enero una información del diario ABC de España sobre supuestos nexos del  funcionario con narcotráfico. 

“Los elementos y componentes esenciales de la democracia han cedido” en Venezuela, apostilló Aguiar en la lectura del informe, para agregar: “Se ha instalado el régimen de la mentira, pariente del fascismo de mediados del siglo XX”. 

Esta tentativa de reeditar los peores tics dictatoriales se encubre con la “mentira política y el fraude legalmente organizado de la ilegalidad”, dijo. 

Aguiar concluyó la lectura del estado de la libertad de prensa e información en Venezuela con la petición a la SIP de que “adopte una resolución que declare la final ruptura de la libertad de expresión y prensa” en el país sudamericano. 

También: La batalla por la libertad 

Asimismo, se solicitó a la SIP que “se condene el comportamiento de Maduro y Cabello como principales victimarios de la prensa libre y la ocultación de información”. 

Se encontraba presente en la sala el venezolano Marcel Granier, presidente del canal de televisión RCTV, quién, en la tanda de preguntas y consideraciones, comentó el tema del reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), que ordenó al régimen de Venezuela restablecer la concesión de la frecuencia con que operaba el canal. 

“Hay que entender que estamos frente a un régimen (el venezolano) acosado por la pésima situación económica y por la sospecha de participación de sus más altos funcionarios y jefes civiles y militares en actividades del narcotráfico, lavado de dinero, tráfico de armas y personas y corrupción”, desgranó Granier. 

Por ello, precisó, el régimen venezolano  “no puede permitir la libre expresión del pensamiento”, y, como consecuencia, “vamos a ver cada vez más retaliaciones”. 

Tampoco “pueden permitir que la justicia se pronuncie sobre los casos que les competen a ellos”, y cito en concreto el caso de RCTV: “Llevamos más de diez años demandando en los tribunales venezolanos justicia en nuestro caso y no se ha producido ninguna decisión en estos años”, por eso, resaltó, acudieron a la CorteIDH, tribunal que falló a su favor. 

Por su parte,  Miguel Otero, director del diario El Nacional, expuso ante los numerosos periodistas presentes en la sala el método de acoso que sufren los medios independientes: primero, relató, “se va creando un cúmulo expedientes” contra los medios o periodistas para, posteriormente, presentarles “medidas cautelares que dan cobertura legal” a esta medidas. 

Al final, el periodista o medio acusado “espera un juicio que nunca llega”, denunció. 

Confrontación en Ecuador
Por su parte, Claudio Paolillo, presidente de la Comisión para la Libertad de Prensa e información de la SIP, fue enfático en denunciar la “ley Mordaza” que el gobernante ecuatoriano Rafael Correa aplica contra los periodistas y la prensa que quieren hacer uso de su libertad.

Agregó que esta ley, vigente desde hace dos años, se ha convertido en una presión intolerable que ha llevado a periódicos y organizaciones no gubernamentales a declararse en “resistencia”. 

En lo que va del año, agregó, en Ecuador se han contabilizado 279 agresiones contra la libertad de expresión, es decir, 24 más que las registradas en todo el 2014.

Por Ecuador intervino el periodista Diego Cornejo Menacho, quien dio un panorama global de la situación de la libertad de expresión en Ecuador, donde resaltó la resistencia ejercida por los periódicos El Universo, La Hora y Expreso ante los requerimientos de la Superintendencia de Información y Comunicación.

Luego, el foro de la SIP escuchó el discurso del caricaturista ecuatoriano Bonil, quien retrató con algunos de sus trabajos las sucesivas sanciones al espacio que él mantiene en la sección de Opinión de El Universo.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación