Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El PP sigue siendo la fuerza política con más votación

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) obtuvo con 90 escaños el peor resultado de su historia

Mariano Rajoy

El presidente y candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy. | Foto por AP

El presidente y candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy.

MADRID. El gobernante Partido Popular (PP) sigue siendo la fuerza política más votada  tras las elecciones generales de ayer en España.

Con el 99% de los votos escrutados, el PP ganó 123 diputados y el 28.72% de los votos, seguido del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 90 escaños y el 22.02%.

Podemos se perfila como tercera fuerza con 69 escaños y el 20.4% y Ciudadanos queda en cuarto lugar con 40 diputados y el 13.93%.

El resto de escaños se reparten entre fuerzas nacionalistas y pequeños grupos de izquierda que dejan un Parlamento fragmentado, como nunca en la historia de la democracia española. 

Desde los comicios de 1982 los dos grandes partidos (PP y PSOE) siempre habían sumado al menos dos tercios de los votos y un mínimo de 282 de los 350 escaños del Congreso.

Analistas dicen que hay distintos escenarios posibles, como una coalición de centro-derecha entre el Partido Popular y Ciudadanos o un pacto de centro-izquierda entre PSOE, Podemos y otras formaciones.

También se baraja la posibilidad de una gran coalición PP-PSOE, al estilo de Alemania.

“Alcanzar un acuerdo entre los socialistas, Ciudadanos y Podemos no va a ser sencillo, están divididos en temas clave, principalmente la independencia de Cataluña”, explicó Federico Santi, analista de Eurasia Group. “Pero si la alternativa es dejar al país sin gobierno, habrá presión sobre los partidos”.

La oposición rotunda del gobierno de Rajoy al movimiento secesionista en Cataluña, uno de los temas claves de campaña, hace que el Partido Popular pueda tener problemas para conseguir el apoyo de alguna de las formaciones nacionalistas con representación en la cámara, señaló el politólogo de IE University Jorge Piquer.

“Obviamente, la cuestión catalana es clave, así que es muy, muy raro que podamos ver a un partido nacionalista apoyando al PP o absteniéndose”.

Ciudadanos y Podemos presentaron candidatos nacionales por primera vez para desafiar a los dos partidos tradicionalmente más grandes.

El presidente del gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, habló desde el balcón de la sede del Partido Popular en Madrid para dar las gracias a sus votantes.

Rajoy se mostró dispuesto a formar gobierno y subrayó que el país necesita “un gobierno estable”, reconociendo los esfuerzos que se han hecho en España en los últimos años. “España necesita seguridad, estabilidad, certidumbre y confianza” en beneficio de los intereses generales, recalcó. 

“El margen de mejora es muy grande pero para ello España necesita un gobierno que tenga apoyo parlamentario”, declaró Rajoy, quien además valoró positivamente el índice de participación en las elecciones.

Dada la pérdida de la mayoría, Rajoy reconoció la necesidad de diálogo para poder seguir adelante.

El candidato socialista, Pedro Sánchez, a quien las encuestas daban un peor resultado, atribuyó al PP la responsabilidad de formar un nuevo ejecutivo y se mostró dispuesto a “dialogar, debatir y acordar”, pero no dio pistas de si ello implicará algún tipo de apoyo expreso al partido gobernante. 

El dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, no hizo alusión a alguna fórmula y se limitó a celebrar. “España ha votado un cambio de sistema”, dijo .

Futuras negociaciones

Ayer también se votó la composición del Senado: el PP logró 121 de los 208 escaños en juego, seguido del PSOE, con 50 y Podemos, con 14.

A estos nuevos parlamentarios habrá que sumar los senadores elegidos por las asambleas de las comunidades autónomas que mantienen su puesto.

Las nuevas Cámaras se constituirán el próximo 13 de enero aunque, a la vista de los resultados, todo indica que las negociaciones para la investidura del próximo presidente del gobierno empezarán antes de que acaben las fiestas navideñas.

Preocupaciones del electorado

La economía, los casos de corrupción y la situación de Cataluña fueron temas dominantes durante la campaña.

El gobierno de  Rajoy adoptó durante la legislatura impopulares medidas de austeridad y reformas laborales que el Partido Popular asegura han devuelto el crecimiento a la economía española.

Sin embargo, el índice de desempleo permanece alto en un 21%, el segundo más alto de la Unión Europea después de Grecia, si bien ha bajado desde el 27% del año 2013.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación