Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sentencian a 66 años de prisión a cuatro policías

Estaban acusados por los delitos de abuso de autoridad y asesinato en perjuicio de dos jóvenes universitarios.

HONDURAS. Un tribunal condenó ayer a 66 años en prisión a cuatro policías que en 2011 mataron a tiros a dos estudiantes universitarios, uno de ellos hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma, Julieta Castellanos.

El Tribunal Nacional de Sentencias, con sede en Tegucigalpa, dijo que los ahora exagentes Santos Padilla Rodríguez, Gabriel Mancías Hernández, Wilson Córdova y José Rubén Pozo cometieron los delitos de asesinato y abuso de autoridad contra los universitarios Rafael Alejandro Vargas y Carlos David Pineda.

La rectora Castellanos expresó a los periodistas en los juzgados que respetaba la sentencia.

"Los jueces actuaron de manera independiente, siguiendo un criterio propio como debe ser", señaló.

En tribunal, asimismo, dictaminó que los convictos no tienen derecho a pedir una libertad condicional al cumplir la mitad de la condena, debido a los graves delitos cometidos.

El crimen, que conmovió a la población, ocurrió la noche del 22 de octubre de 2011, cuando seis policías detuvieron en una carretera periférica de la capital a Vargas, hijo de Castellanos, y a su amigo Pineda, quien iban en un automóvil.

Los cuerpos de ambos jóvenes fueron encontrados un día después en un lugar solitario de las afueras de Tegucigalpa.

Por ese asesinato han sido encausados también los expolicías Carlos Galeas y Wilfredo Figueroa, quienes están prófugos y con órdenes de captura. Las autoridades ofrecen 5,000 dólares a quien informe del paradero de los dos hombres.

Dada la presión popular generada por el caso, el gobierno ordenó a finales de 2011 una exhaustiva depuración de la policía, de unos 14,500 agentes, pero solo ha logrado magros resultados al respecto.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación