Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senadores EE. UU. dudan que cambie régimen cubano

Demócrata Robert Menéndez afirma que acuerdo EE. UU. y Cuba es "una falacia" porque nada cambiará

El régimen cubano liberó a los disidentes Reinier Mulet (izquierda) y Miguel Alberto Ulloa (derecha) quienes posan al lado de un tanque de agua en La Habana, Cuba. foto edh / ap

El régimen cubano liberó a los disidentes Reinier Mulet (izquierda) y Miguel Alberto Ulloa (derecha) quienes posan al lado de un tanque de agua en La Habana, Cuba....

El régimen cubano liberó a los disidentes Reinier Mulet (izquierda) y Miguel Alberto Ulloa (derecha) quienes posan al lado de un tanque de agua en La Habana, Cuba. foto edh / ap

WASHINGTON. El senador demócrata Robert Menéndez, uno de los legisladores estadounidenses más críticos con Cuba, calificó ayer de "falacia" que "el régimen cubano vaya a cambiar" a la luz del acuerdo de acercamiento alcanzado con Estados Unidos, y aseguró que éste sólo logrará "perpetuarlo".

"Es una falacia que el régimen cubano vaya a cambiar por el hecho de que el presidente de Estados Unidos les extienda su mano. (...) Es un premio que el régimen de los Castro no merece y que además va a perpetuarlo", afirmó el senador en una intervención ante el pleno de la cámara alta.

Menéndez apuntó que la lista de los 53 presos políticos liberados por Cuba, cuyo contenido se dio a conocer este lunes, "no significa que ya no haya ningún preso político" en la isla, e insistió en que varios de ellos ya habían sido liberados antes de que se anunciara el acuerdo entre los dos países.

"Grupos de derechos humanos han afirmado, antes del discurso del presidente en diciembre, que había más de 100 presos políticos de larga estadía en el país. Y que hubo 8,900, para ser exactos 8,889, detenciones políticas en Cuba el año pasado, un número impresionante", agregó el legislador.

"En resumen, mientras que 53 presos políticos han salido de la cárcel, el mismo carcelero corrupto sigue gobernando el país. Los Castro tienen una larga historia de detención recurrentes de estos activistas políticos y de derechos humanos a los que ha liberado anteriormente", dijo.

Respecto a la decisión de Obama de asistir a la Cumbre de las Américas a la que también acudirá una delegación cubana, Menéndez dijo estar "extraordinariamente decepcionado" ya que, según dijo, esto viola los principios establecidos en la Carta Democrática Interamericana de 2001, en los que se especifica que la Cumbre es un foro para "líderes democráticamente elegidos".

También el senador republicano Marco Rubio, uno de los posibles candidatos a la Presidencia de EE. UU. en 2016, pidió ayer al presidente Obama que rinda cuentas sobre las condiciones en las que se produjo la liberación de los 53 presos políticos por parte del régimen cubano.

En una carta a Obama, Rubio instó al mandatario a dar respuestas a algunas preguntas no resueltas que rodean a la liberación de los prisioneros y le pidió que se asegure de que la política de EE. UU. hacia Cuba tenga como objetivo "poner fin a los abusos de derechos humanos cometidos por el régimen de Castro". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación