Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senadores de Brasil no logran visitar a los presos políticos

Denunciaron que fueron bloqueados por el régimen chavista y tuvieron que regresarse a Brasil

El senador Aécio Neves y María Corina Machado en el autobús que llevaba a la delegación brasileña a Caracas. foto edh /AP

El senador Aécio Neves y María Corina Machado en el autobús que llevaba a la delegación brasileña a Caracas. foto edh /AP

El senador Aécio Neves y María Corina Machado en el autobús que llevaba a la delegación brasileña a Caracas. foto edh /AP

CARACAS. Un grupo de senadores brasileños integrado por el líder opositor y excandidato presidencial Aécio Neves arribó ayer a Venezuela para reunirse con presos políticos y sus familiares, pero no pudieron cumplir con su agenda porque tuvieron dificultades para llegar a la capital debido a fuertes congestionamientos en las vías.

La líder opositora venezolana María Corina Machado, que integró parte del grupo de que recibió a los brasileños en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, dijo que Neves y otros senadores debieron retornar a la terminal aérea debido a fuertes congestionamientos de vehículos en las dos únicas vías de acceso a la capital venezolana, generados por una protesta y servicios de mantenimiento que se estaban haciendo en unos túneles.

También fueron recibidos por Lilian Tintori y Patricia Gutiérrez, esposas de los políticos presos Leopoldo López y Daniel Ceballos, respectivamente.

Los senadores brasileños están "revaluando lo que se va a hacer", precisó Machado y explicó que varias decenas de personas, supuestos simpatizantes del gobierno, rodearon por unos minutos el autobús en el que se trasladaban los senadores y golpearon la unidad sin generar mayores daños.

"No nos dieron garantías mínimas de seguridad y acceso a los destinos previamente agendados", dijo Neves a la emisora local Unión Radio al criticar a las autoridades venezolanas, y denunció que fueron objeto de un ataque de manifestantes.

Rechazan "hostilidad"

Al retornar a Brasil, el presidente del Senado, Renán Calheiros, exigió que el Gobierno de Dilma Rousseff tenga una "reacción altiva" frente a la "hostilidad" e "intolerancia" con que fue recibido en Venezuela el grupo de parlamentarios brasileños.

En una nota oficial, Calheiros dijo que los senadores brasileños que viajaron a Caracas para intentar visitar a los presos políticos se comunicaron por teléfono e hicieron "relatos aprensivos" sobre "manifestaciones hostiles" que les sorprendieron cuando salían del aeropuerto de Maiquetía hacia la capital venezolana.

En el comunicado, Calheiros señaló que "repudia y abomina esos acontecimientos" y que pretende exigir que el Gobierno brasileño tenga "una reacción altiva" frente a esos "gestos de intolerancia".

El líder opositor y gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, responsabilizó al presidente Nicolás Maduro de las dificultades que enfrentaron los brasileños para hacer su visita a Caracas. "Qué vergüenza mandar a trancar la vía @NicolasMaduro de paso de delegación Senadores Brasil", expresó en Twitter.

El régimen chavista no ha comentado la visita de la delegación brasileña.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación