Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sen. Marco Rubio duda del éxito de la Cumbre

Le preocupan los informes de detenciones, registros y amenazas contra miembros de la sociedad civil de Cuba

Marco Rubio, presidente del subcomité del Senado estadounidense para Latinoamérica. foto EDH /internet

Marco Rubio, presidente del subcomité del Senado estadounidense para Latinoamérica. foto EDH /internet

Marco Rubio, presidente del subcomité del Senado estadounidense para Latinoamérica. foto EDH /internet

WASHINGTON. El senador estadounidense del Partido Republicano Marco Rubio dudó ayer del éxito de la Cumbre de las Américas que se celebrará este fin de semana en Panamá, después de que la disidente cubana Rosa María Payá denunciara haber sido retenida por las autoridades a su llegada al país centroamericano.

"Los informes que llegan de Panamá este fin de semana no auguran nada bueno para la Cumbre de las Américas y su supuesto compromiso con la democracia y el derecho a la libre expresión de todas las personas que viven en este hemisferio", dijo el senador de EE. UU. en un comunicado.

"Estoy muy preocupado por los informes de detenciones, interrogatorios, registros y amenazas contra miembros de la sociedad civil de Cuba, entre ellos Rosa María Payá", reiteró el legislador, en alusión a las reuniones paralelas de los representantes civiles de los países miembros que también tendrán lugar en Panamá con motivo de la cumbre.

Rubio instó en su nota al Gobierno panameño a que garantice la presencia de "todos los miembros del movimiento democrático de Cuba, junto con los de Venezuela y todos los demás países" que, según dijo, acuden a la cita animados por poder ejercer su derecho a la libertad de expresión.

"¿Qué pasó en el aeropuerto de Panamá este fin de semana? Envió un mensaje escalofriante a los miembros del movimiento prodemocracia en Cuba, uno que no puede quedar sin respuesta", agregó.

Payá, hija del disidente cubano fallecido Oswaldo Payá, denunció el pasado domingo que fue detenida en el aeropuerto de Tocumen a su llegada a Panamá, aunque la autoridad migratoria del país centroamericano negó que haya impedido la entrada a ninguna persona para participar en la VII Cumbre de las Américas.

Posteriormente, la Cancillería panameña indicó que la retención temporal de Payá se trató de un "error burocrático" por el que pidió "disculpas" y aseguró que había tomado las medidas oportunas para que no vuelva a repetirse.

La opositora escribió en su Twitter que la habían detenido "en la puerta del avión" y que uno de los agentes panameños la amenazó diciéndole: "Vas a ser deportada a Cuba si causas cualquier disturbio, llevas una pancarta... Vayan a su país causar disturbios".

"Ahora me ponen en detención, dicen que verifican mis documentos, Estoy en algún lugar del aeropuerto Tocumen", expresó Payá en otro mensaje en la red social al que añadió: "Revisaron todo lo que tenía en mi cartera, hasta la ropa interior. En un momento se llevaron de mi vista mi agenda personal con todas mis notas".

El senador, de origen cubano y presidente del subcomité del Senado estadounidense para Latinoamérica, es un fuerte opositor a la nueva política de aperturismo del presidente Barack Obama hacia Cuba anunciada en diciembre.

A juicio del legislador, la política de Obama hacia la isla y "su apoyo a la participación de Raúl Castro" en la cumbre "han enviado el mensaje equivocado al resto del hemisferio de que la democracia y el respeto de los derechos humanos son negociables y no de que no hay requisitos previos más allá para participar en este foro".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación