Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Rousseff busca eliminar hasta 10 ministerios para afrontar la crisis

Además,  Dirceu no podrá ejercer como abogado

Presidenta Dilma Rousseff

Dilma Rousseff, gobernante brasileña. | Foto por Archivo

Dilma Rousseff, gobernante brasileña.

BRASILIA. El Gobierno de Dilma Rousseff  anunció la decisión de iniciar una reforma administrativa en la que se reducirán 10 de los 39 ministerios en momentos en que el país atraviesa una crisis económica y financiera.

El ministro de Planificación, Nelson Barbosa, dijo que todavía no hay una decisión tomada ni cuáles serían los ministerios que serían eliminados, pero indicó que se definirá en las próximas semanas.

Esta reducción de ministerios es adoptada en el marco de un plan de “búsqueda de una mayor eficiencia”, que también implicaría una reducción del número de cargos con contratos temporales en la administración pública.

La séptima economía global proyecta una contracción de su PIB del 1.49% este año, que culminaría un ciclo de un lustro con actividad baja o nula. Varios economistas pronostican que el país entrará en recesión.

Actualmente, el gobierno tiene 22 mil cargos comisionados. Según Barbosa, el 74% están ocupados por funcionarios públicos, pero cerca de 6 mil no están dentro de ese marco.

Otros puntos de la reforma incluyen recortes en estructuras internas de los órganos con la reducción de secretarías y de puestos comisionados en el gobierno y mejoras en los contratos con empresas prestadoras de servicios como limpieza o transporte.

Barbosa admitió que esas medidas ayudarán a reducir el gasto en momentos de dificultades económicas, pero insistió en que la meta es lograr “un mejor funcionamiento y un aumento de la productividad del gobierno”.

La reducción del número de ministerios es exigida desde hace años por la oposición, según la cual esos despachos han sido usados para satisfacer a los integrantes de la coalición política que respalda a Rousseff, quien la heredó de su antecesor, Lula da Silva.

Mientras, el Colegio de Abogados de Brasil suspendió ayer el derecho a ejercer como abogado al exministro José Dirceu, el hombre fuerte del primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2006), por haber sido condenado por corrupción. 

La sanción fue determinada por la regional en Sao Paulo de la Orden de Abogados de Brasil (OAB, colegio) contra Dirceu, condenado hace dos años por corrupción pasiva y encarcelado nuevamente este mes por su supuesta vinculación a la red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. 

Los miembros del colegio concluyeron que, por haber sido condenado, el exministro de la Presidencia y expresidente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) no tiene “idoneidad” para ejercer como abogado y, en consecuencia, le suspendieron el título profesional.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación