Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Republicanos preparan un plan para avalar reforma migratoria

El presidente de la Cámara baja espera que la normativa se apruebe este año por su importancia

Los latinoamericanos que residen en EE. UU. han pedido a los políticos que aprueben cuanto antes la reforma migratoria, la cual les permitiría legalizar su estatus en ese país. La normativa ya fue aprobada por el Senado, pero falta la Cámara. foto ed

Los latinoamericanos que residen en EE. UU. han pedido a los políticos que aprueben cuanto antes la reforma migratoria, la cual les permitiría legalizar su estatus en ese...

Los latinoamericanos que residen en EE. UU. han pedido a los políticos que aprueben cuanto antes la reforma migratoria, la cual les permitiría legalizar su estatus en ese país. La normativa ya fue aprobada por el Senado, pero falta la Cámara. foto edh/archivo

ESTADOS UNIDOS. El presidente de la Cámara de representantes, el republicano por Ohio John Boehner, se mostró ayer esperanzado sobre las posibilidades de que el pleno de la cámara someta a votación una reforma migratoria en 2013.

"Aún creo que la reforma migratoria es un tema importante que necesita ser abordado, así que tengo esperanzas", dijo en conferencia de prensa cuando le preguntaron si planea convocar una votación sobre la reforma durante las cinco semanas de audiencias legislativas previstas en lo que resta del año.

Fue el primer pronunciamiento público de Boehner desde que el presidente Barack Obama dijera la semana pasada que la reforma migratoria debería ser la segunda de las tres prioridades a las que el Congreso debe abocarse.

En otra conferencia de prensa en el Congreso, el republicano por California David Valadao coincidió en que hay una oportunidad para someter a votación una reforma migratoria este año no solo porque así se lo ha indicado Boehner, sino también porque el jefe de la bancada republicana Eric Cantor (Virginia) trabaja en un proyecto de ley sobre la reforma y es quien define el calendario.

Asimismo, el republicano por Colorado Mike Coffman señaló que trabaja con Cantor en un proyecto de ley llamado Kids Act, el cual daría la opción de la naturalización a algunos inmigrantes no autorizados menores de 30 años, conocidos en inglés como "dreamers".

Coffman dijo que espera presentar la legislación pronto, pero no especificó fecha.

Boehner formuló el comentario mientras algunos republicanos trabajan a puertas cerradas en la redacción de proyectos de ley para resolver la situación de los 11 millones de inmigrantes que ingresaron a EE. UU. sin autorización.

Frederick R. Hill, portavoz de Darrell Issa, dijo a la agencia AP que el republicano por California "actualmente trabaja en una propuesta que ofrecería estatus temporal para algunos indocumentados ya presentes" en EE. UU.

Pero los demócratas reiteraron ayer sus objeciones a cualquier escenario que no permita la naturalización para una mayoría de los 11 millones de inmigrantes sin autorización, alegando que una legalización temporal y condicional solo crearía una subclase con derechos jurídicos vulnerados.

El presidente del comité de congresistas hispanos demócratas Rubén Hinojosa (Texas) respondió en conferencia de prensa que la opción por seguir debe ser el proyecto de ley presentado por la bancada demócrata, la cual no ha recibido apoyo de siquiera un republicano.

La legislación que presentaron los demócratas en septiembre reemplaza una enmienda incluida en la versión aprobada por el Senado que buscaba invertir $49,000 millones para reforzar la seguridad fronteriza, por un proyecto de ley de seguridad fronteriza aprobado por la comisión de seguridad nacional de la Cámara baja.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney dijo ayer en conferencia de prensa que "hay varias maneras" de celebrar un voto y que "los líderes de la cámara baja tienen que decidir cómo quieren proceder. Trabajaremos con la cámara".

El Congreso mantiene en el limbo a la reforma migratoria, ya que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto de reforma migratoria aprobado en junio pasado por el Senado, de mayoría demócrata, y que incluye la opción de la naturalización para los inmigrantes que residen en el país de manera ilegal.

Boehner ha dicho que solo someterá a votación un proyecto de reforma migratoria cuando cuente con el apoyo de 233 miembros de su bancada. Demócratas aseguran que de hacerlo obtendría los 218 votos necesarios para su aval.

Los republicanos del Tea Party, la facción más conservadora, ofrecerán sin duda una férrea resistencia al tema para no conceder una victoria política interna a Obama tras el cierre parcial del gobierno.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación