Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Raúl Castro afirma que la negociación entre Cuba y EE.UU. "va bien"

Señaló que tras la salida oficial de la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo a fines de mayo se podrán "nombrar embajadores"

El presidente de Cuba, Raúl Castro, habla a la prensa tras despedir a su homólogo de Francia, François Hollande.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, habla a la prensa tras despedir a su homólogo de Francia, François Hollande.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, habla a la prensa tras despedir a su homólogo de Francia, François Hollande.

El presidente cubano, Raúl Castro, afirmó este martes que la negociación entre Cuba y Estados Unidos "va bien" y señaló que, tras la salida oficial de la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo a fines de mayo, se podrán "nombrar embajadores".

"Va bien la cosa (con EE.UU), desde luego a nuestro ritmo, que muchos se preguntan y critican que vamos muy lentos. ¿Y para qué tenemos que ir corriendo, para cometer errores?", indicó hoy Castro a periodistas al ser preguntado por la marcha de las conversaciones bilaterales para restablecer vínculos diplomáticos.

"Extendemos relaciones, pero normalizar relaciones ya es otra cosa", distinguió el mandatario cubano, e insistió en que para llegar a la fase de normalización "tiene que eliminarse el bloqueo completo y la base de Guantánamo debe ser devuelta".

Las declaraciones de Castro a la prensa tuvieron lugar en el aeropuerto internacional "José Martí" de La Habana, donde despidió personalmente al presidente francés, François Hollande, quien ayer cursó una histórica visita oficial a la isla.

Castro insistió en que aún no está resuelto el problema del bloqueo económico que EE.UU. aplica a la isla, cuyo levantamiento depende ahora del Congreso de ese país, pero recordó que el presidente Barack Obama ya utilizó sus facultades ejecutivas para proponer la salida de Cuba de países terroristas.

La salida de esa nómina y encontrar un banco para la oficina diplomática de La Habana en EE.UU. han sido las principales exigencias de Cuba en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, anunciado por Castro y Obama el pasado 17 de diciembre.

"En 45 días, que se cumplen el día 29 de mayo, ya se levantará ese tipo de injusta acusación y podremos nombrar los embajadores. Ahora la cancillería está discutiendo las trámites, cómo van a ser las cuestiones", sostuvo Castro, en referencia al plazo que tiene el Congreso estadounidense para hacer efectiva la decisión de Obama respecto a la salida de Cuba de la lista.

Sobre la apertura de embajadas en Washington y La Habana, el jefe de Estado cubano refirió detalles pendientes como el radio de movimiento de los diplomáticos, y recordó que fue el gobierno de Ronald Reagan el que impuso límites al desplazamiento de los funcionarios cubanos en la capital estadounidense y en Nueva York.

"Cuba hizo lo mismo con sus funcionarios en La Habana", manifestó, y refirió que ahora los estadounidenses "alegan que sus diplomáticos no deben tener menos autorización de movimiento que la que tienen en Rusia, China, Vietnam".

No obstante, Castro admitió que su mayor preocupación sigue siendo el comportamiento que tendrán los diplomáticos de la embajada estadounidense en La Habana.

"Ya yo le manifesté a ellos, al presidente (Obama) concretamente, que lo que más me preocupa es que continúen haciendo las cosas ilegales que hacen ahora, o que han estado haciendo hasta ahora", tales como "graduar periodistas independientes".

"Les dan clases, pantallas, teleconferencias desde los EE.UU., no se si títulos y, por supuesto, la correspondiente mesada (...). Esas cosas no se pueden hacer", añadió.

Lo que está planteando Cuba en este sentido "es que todos tenemos que ajustarnos a los acuerdos sobre el comportamiento de los diplomáticos en todo el mundo aprobados en la Convención de Viena de 1948", recalcó Raúl Castro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación