Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rajoy busca apoyos para formar un gobierno estable en España

Las elecciones celebradas el pasado domingo dejaron un Parlamento muy fragmentado. Asegura que los esultados no pueden ser motivo de una paralización del gobierno.

Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que analizará posibles acercamientos con otros partidos. | Foto por EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que analizará posibles acercamientos con otros partidos.

MADRID. El líder del Partido Popular (PP, centroderecha) y presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció ayer que va a mantener una ronda de contactos con otros partidos para explorar la formación de un nuevo gobierno que sea estable, tras la gran fragmentación surgida de las elecciones. 

El jefe del Ejecutivo hizo estas declaraciones tras una reunión de la dirección de su partido celebrada ayer, en la que fueron analizados los resultados electorales del domingo, en los que el PP logró 123 escaños, muy lejos de la mayoría para formar Gobierno, seguido de los Socialistas, con 90, y Podemos (izquierda) con 69. 

Rajoy apeló al “sentido de Estado y de responsabilidad” del resto de partidos para alcanzar un gobierno estable, que dé una “sensación de certidumbre, tanto dentro como fuera de España”. 

La fragmentación del nuevo Parlamento que salió ayer de las urnas no puede ser motivo de parálisis a juicio de Rajoy, ya que sería “enormemente negativo para los intereses” de España. 

Difícil reelección de Rajoy
La intención de formar gobierno anunciada por Rajoy choca con el anuncio hecho por los socialistas, que declararon que no apoyarán o facilitarán con la abstención, un nuevo gobierno del PP, lo cual hace casi inviable un escenario que permita la reelección de Rajoy. 

El jefe del Ejecutivo rehuyó valorar la celebración de nuevas elecciones en caso de que no se consiga alcanzar un pacto estable con otras formaciones, y dijo sentirse respaldado por su partido. 

Aún así, el expresidente español José María Aznar, que asistió a la reunión de ayer, pidió la celebración de un congreso del partido debido a los malos resultados electorales. 

Rajoy anunció que se presentará a la reelección en este congreso, que se celebrará una vez se hayan despejado las dudas abiertas tras las elecciones generales del pasado domingo.

Los socialistas españoles (PSOE) subrayaron ayer que las elecciones legislativas suponen que el país ha votado un cambio a la izquierda, al tiempo que rechazaron la opción de respaldar la reelección de Mariano Rajoy. 

Sin mayorías claras, los partidos deben dialogar para garantizar la gobernabilidad y ahí el PSOE atribuye al PP de Rajoy la responsabilidad, como fuerza más votada, de intentarlo en las próximas semanas. 

No obstante, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, dio un “no” a Rajoy como jefe del Ejecutivo, lo que dificultaría su reelección, ya que el líder del PP no contaría con mayoría absoluta en la primera votación ni simple en la segunda. 

Ante la prensa Luena eludió ir más allá de esos cálculos y no quiso entrar a comentar la hipótesis de que el candidato socialista, Pedro Sánchez, intente aglutinar en torno suyo una mayoría de izquierdas, también difícil porque implicaría contar con fuerzas minoritarias de izquierda y nacionalistas. 

Si son desalojados del poder, Rajoy y el Partido Popular se convertirían en las terceras víctimas europeas en lo que va del año del rechazo de los votantes a las medidas de austeridad, después de las elecciones en Grecia y Portugal vistas como rebeliones en las urnas contra las impopulares alzas de impuestos y recortes al gasto invocados durante la crisis por la deuda en la eurozona.

En anteriores elecciones realizadas en España, el Partido Popular y la principal oposición política, los socialistas, eran las principales fuerzas políticas establecidas y sólo necesitaban el apoyo de pequeños partidos para lograr la mayoría en el parlamento cuando los electores les denegaban alguna o algunas bancas. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación