Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EI produce pasaportes falsos para viajar a Europa como refugiados

Según un diario alemán,  los terroristas del Estado Islámico se han incautado de decenas de miles de pasaportes en países como Siria, Irak y Libia

El Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados en París, promueve la guerra santa (Yihad) contra todos los que considera infieles.

El Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados en París, promueve la guerra santa (Yihad) contra todos los que considera infieles.  | Foto por Internet

El Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados en París, promueve la guerra santa (Yihad) contra todos los que considera infieles.

SIRIA. El grupo terrorista del Estado Islámico (EI) ha robado “decenas de miles” de pasaportes vírgenes en Siria, Iraq y Libia, que podrían ser utilizados por falsos refugiados para llegar a Europa, según los servicios de inteligencia occidentales, informó ayer el periódico alemán Welt am Sonntag.

En Siria e Iraq, donde varias partes de sus territorios se encuentran en manos del grupo yihadista, y en Libia, EI ha tomado el control de las administraciones públicas y se ha apoderado del material que se encuentra en sus locales, continúa la publicación.

De esta manera, se ha adueñado de pasaportes y de las máquinas específicas para producir estos documentos de identidad.

La organización terrorista revende los “verdaderos-falsos pasaportes” a un precio que oscila entre 1,000 ($1,086.42)y 1,500 euros ($1,629.63), según estos servicios de inteligencia. Pero, los occidentales temen que algunos yihadistas también utilicen estos documentos para acceder a Europa.

El pasado mes de marzo, la Oficina Federal de Investigación Criminal alemana confirmó informaciones periodísticas que apuntaban a que el Estado Islámico se había hecho con 3.800 pasaportes en blanco en la ciudad siria de Al Raqa, su principal bastión en el país.

Durante los atentados del 13 de noviembre en Francia, dos de los suicidas, que se hicieron explotar en los alrededores del Estadio de Francia, habían presentado pasaportes sirios en Grecia a su entrada en la Unión Europea (UE) en octubre pasado.

En Alemania, no obstante, el gobierno indicó la semana pasada que la proporción de refugiados que han entrado al país con documentos sirios falsos es inferior al 30% que había avanzado el ministerio del Interior en el mes de setiembre.

En declaraciones al dominical alemán Welt am Sonntag, Fabrice Leggeri, director de la Agencia europea de control de las fronteras exteriores (Frontex), asume que hay un “riesgo para la seguridad” en la llegada de grandes flujos de refugiados a Europa, ante la dificultad de verificar si los pasaportes que se presentan están o no falsificados. Laggeri asegura que los funcionarios de Frontex controlan con detalle la documentación de quienes llegan, pero advierte de sus limitaciones.

Además, el director de Frontex advierte de que “en una guerra como la de Siria”, nadie puede garantizar “que documentos que parecen reales hayan sido realmente emitidos por las autoridades oficiales o que quien lo lleva es la persona a la que legalmente le corresponde”. “Los grandes flujos de personas que en estos momentos viajan de forma descontrolada a Europa plantean por supuesto un riesgo para la seguridad”, afirma.

Según las últimas cifras facilitadas por Frontex, más de 715,000 inmigrantes han llegado a las costas griegas en los primeros once meses del año, la mayoría sirios, afganos e iraquíes, mientras que la ruta desde Libia a Italia ha sido utilizada por un total de 144,000 solicitantes de asilo.

Las acciones de Estado Islámico, que se multiplicaron en 2015 y llegaron a un clímax con las masacres de París y California, confirmaron que la suya es una amenaza global.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación