Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Prisión a exejecutivos por sus vínculos con la corrupción en la petrolera estatal Petrobras

Las penas contra exdirectivos de la empresa Camargo Correa llegan hasta los 15 años de cárcel

Brasil ha realizado multitudinarias marchas en rechazo a los actos de corrupción.

Brasil ha realizado multitudinarias marchas en rechazo a los actos de corrupción. | Foto por Internet

Brasil ha realizado multitudinarias marchas en rechazo a los actos de corrupción.

BRASILIA. Cuatro ejecutivos del grupo brasileño Camargo Correa fueron condenados ayer por lavado de dinero, corrupción y otros cargos, mientras que la policía federal de Brasil acusó formalmente a Marcelo Odebrecht, presidente ejecutivo de Odebrecht SA.
Los responsables de Camargo Correa son los primeros dirigentes de la industria de la construcción sentenciados en un gigantesco escándalo de fijación de precios y sobornos que implica a la compañía petrolera estatal Petrobras.
En el caso de la empresa Camargo Correa, por corrupción activa, lavado de dinero y fraude en licitación, el expresidente de Camargo Correa, Dalton Avancini, y el antiguo ejecutivo Eduardo Leite recibieron una condena de 15 años y diez meses de prisión cada uno. Por su parte, el exejecutivo Joao Ricardo Auler fue condenado a 9 años y seis meses de prisión. 
De acuerdo a la sentencia, todos los reos condenados obtendrán diversos beneficios, como una anticipación de los plazos para el cumplimiento de las penas en prisión domiciliaria, gracias a sendos acuerdos de cooperación y delación firmados con las autoridades judiciales. 
Camargo Correa es una de las más importantes constructoras de Brasil, fue fundada en 1939 y opera en una veintena de países, con una fuerte presencia en América Latina.
La constructora forma parte de una veintena de grandes empresas privadas implicadas en las corruptelas que desde hace un año y medio se investigan en Petrobras. 
Por el caso también se investiga a medio centenar de políticos, entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros. 
Según las investigaciones, las compañías privadas implicadas en el caso obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban sus valores y las diferencias eran repartidas entre los políticos que amparaban las corruptelas y algunos exdirectivos de la estatal.  
El destape de una trama de corrupción en la empresa petrolera Petrobras ha sacado a luz el desvío de cerca de 4 mil millones de dólares.
En El Salvador, entre las empresas que resultaron ligadas al escándalo Petrobras están Odebrecht y Queiroz Galvão; seleccionadas por la CEL (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa), durante el gobierno de Mauricio Funes, para ejecutar obras eléctricas en El Salvador.
Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht fue preseleccionada para construir El Chaparral, cuyas obras fueron abandonadas a medias y pese a ello el Estado terminó pagando $108 millones. 
Otra empresa investigada en el caso Petrobras es Intertechne, contratada por CEL para hacer dos diseños de la represa.  
Imputan a Odebrecht
En tanto, la policía acusó a Marcelo Odebrecht, el CEO de la mayor firma de ingeniería de América latina, de lavado de dinero corrupción, delitos contra el orden económico y crimen organizado, de acuerdo con el documento legal.
Odebrecht es una de las mayores compañías brasileñas de construcción e ingeniería acusadas por los fiscales de arreglar contratos para desviar miles de millones de dólares de Petroleo Brasileiro SA, el nombre formal de Petrobras.
La empresa, que reiteradamente ha negado las irregularidades en los contratos que supuestamente fueron amañados, evitó pronunciarse sobre las acusaciones de la Policía, que ahora deberán ser analizadas por la fiscalía.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación