Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Primera Dama hondureña admite compra de casa en Miami

Afirma que la casa que está a su nombre en Estados Unidos es de su familia y que la compraron con un crédito a 30 años plazo.

La Primera Dama hondureña, Ana García de Hernández. foto edh / www.presidencia.gob.hn/

La Primera Dama hondureña, Ana García de Hernández. foto edh / www.presidencia.gob.hn/

La Primera Dama hondureña, Ana García de Hernández. foto edh / www.presidencia.gob.hn/

TEGUCIGALPA. La primera dama hondureña Ana García admitió ayer que compró una residencia en Estados Unidos, lo que ha generado críticas contra el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

García dijo que la vivienda está a su nombre y que la adquirió con un préstamo que le otorgó un banco estadounidense para pagarlo a un plazo de 30 años. No precisó el nombre de la entidad ni ofreció más detalles al respecto.

En un comunicado, la primera dama calificó a sus críticos de "enemigos de la lucha contra la corrupción liderada por el gobierno".

García aseguró que esta propiedad está incluida en su declaración de bienes ante el Tribunal Superior de Cuentas.

La denuncia la hicieron los canales opositores Globo TV y 36 de Tegucigalpa, que han mostrado videos de la residencia. Según esos medios, la propiedad está en Miami y su costo es superior a los 2 millones de dólares.

Ambos canales televisivos han criticado también a la hermana del presidente y actual ministra asesora en Estrategia y Comunicaciones, Hilda Hernández, por construir una residencia en Comayagua, al norte de la capital, de más de 2.5 millones de dólares. El salario mínimo en Honduras es de 343 dólares.

La hermana del gobernante afirmó en su cuenta de Twitter que "primero fue mi casa y ahora es la de Ana. Somos gente trabajadora y seria. Mi casa tiene un financiamiento y el terreno es herencia de mis hijos".

El presidente también es criticado de nepotismo por nombrar ministra a su hermana, pese a que la ley le prohibe colocar a sus parientes en puestos clave.

Las denuncias surgen en momentos en que miles de manifestantes protestan en las calles contra la corrupción e incluso exigen la renuncia del mandatario.

El sistema de salud pública de Honduras ha estado bajo cuestionamiento y escrutinio después de que se hicieran públicas irregularidades que lo descapitalizaron por más de 100 millones de dólares.

A principios de junio, una comisión legislativa divulgó un informe en el que se reveló, entre otras cosas, la compra de medicamentos sobrevalorados y defectuosos. Además, se concluyó que un grupo de empresarios crearon empresas fachada y efectuaron contribuciones al oficialista Partido Nacional manejadas por el actual vicepresidente, Ricardo Álvarez.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación