Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presionan a régimen chino en Hong Kong

Una multitud protesta en las calles de la isla y pide dimisión de jefe de Gobierno

Miles de manifestantes protestaron ayer fuera del edificio de la sede del gobierno en Hong Kong. foto edh / Reuters

Miles de manifestantes protestaron ayer fuera del edificio de la sede del gobierno en Hong Kong. foto edh / Reuters

Miles de manifestantes protestaron ayer fuera del edificio de la sede del gobierno en Hong Kong. foto edh / Reuters

HONG KONG. La Federación de Estudiantes, voz de los universitarios en las protestas prodemocráticas de Hong Kong, aseguró que si el jefe del Ejecutivo local, Leung Chung-ying, no dimitía ayer u hoy, comenzarán a ocupar sedes gubernamentales.

Uno de los vicesecretarios de la organización estudiantil -clave en el movimiento-, Lester Shum, aseguró que están preparados para intensificar su campaña de desobediencia civil si Leung no deja su cargo.

"Si Leung no abandona esta noche (ayer) o mañana (hoy) por la noche, anunciaremos planes para escalar la protesta. Esto significa: ocupar importantes edificios gubernamentales", indicó el representante de la organización, que comenzó el boicot en las aulas la semana pasada que acabó traduciéndose en multitudinarias protestas en las calles.

Según Shum, los estudiantes "están abiertos" a negociar con el Gobierno chino o de Hong Kong, pero no hablarán con Leung.

Sus declaraciones llegan después que algunos de sus compañeros, junto a uno de los cofundadores del movimiento: Occupy Central, otra de las organizaciones clave, anunciara el martes la futura ocupación de sedes del Ejecutivo en la isla "a partir del día 2" de octubre.

Eclipsan el Día de China

Las manifestaciones a favor de la democracia y por unas elecciones libres en Hong Kong en 2017 que, coloquialmente, se conocen como la "revolución de los paraguas", eclipsaron ayer la celebración del Día Nacional de China, cuando celebran la llegada al poder del Partido Comunista hace 65 años.

Las protestas se extendieron por numerosos puntos de la ciudad y el perfil de sus integrantes se diversificó durante el día, con adultos y ancianos, e incluso niños pequeños.

No obstante, la noche recayó en los jóvenes, que seguían aguantando al raso para tratar de presionar al jefe del Ejecutivo local a que se marche.

Mientras, el político celebró ayer el izado de la bandera de China en Hong Kong, en uno de los pocos actos de conmemoración de los 65 años de la fundación de la República Popular que se llevaron a cabo este año, ya que muchos fueron suspendidos por la magnitud de las protestas.

El izado de la bandera estuvo marcado por una protesta silenciosa que protagonizaron estudiantes de secundaria y el discurso del jefe del Ejecutivo, que defendió que "es mejor votar, que no hacerlo", aunque sea a un grupo de candidatos elegidos previamente por Pekín.

Los ciudadanos no abandonaron sus puestos en las calles, el régimen comunista insistió en que garantizará el sufragio universal en la isla en 2017 y minimizó el hecho de que los hongkoneses podrán sólo votar a unos políticos escogidos por el régimen chino.

China advierte a EE. UU.

Por su parte, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, advirtió ayer a Estados Unidos que las protestas prodemocráticas en Hong Kong son "asuntos internos" y aseguró que ningún país "toleraría actos ilegales que violan el orden público".

"Los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China, y todos los países deberían respetar la soberanía de China", señaló Wang antes de reunirse en Washington con el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry.

"Creo que, en cualquier país, en cualquier sociedad, nadie permitiría esos actos ilegales que violan el orden público. Esa es la situación en Estados Unidos, y es la misma situación que hay en Hong Kong", añadió Wang.

Kerry reiteró que EE. UU. apoya el reclamo de los manifestantes en Hong Kong, que piden elecciones abiertas en 2017. Y el presidente Barack Obama, que también se reunió con Wang Yi, expresó su deseo de que se alcance pronto una solución "pacífica".

"Estados Unidos ha expresado repetidamente su apoyo al sistema abierto que es esencial para la estabilidad y prosperidad de Hong Kong, al sufragio universal y a las aspiraciones del pueblo de Hong Kong", externó. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación