Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por crisis económica, Venezuela devuelve 220 becarios a Nicaragua

Los jóvenes estudiaban Medicina y formaban parte del llamado programa de "Becas del ALBA"

Por crisis económica, Venezuela devuelve 220 becarios a Nicaragua

Por crisis económica, Venezuela devuelve 220 becarios a Nicaragua

Por crisis económica, Venezuela devuelve 220 becarios a Nicaragua

MANAGUA. El Gobierno de Nicaragua confirmó ayer que 220 jóvenes que estudiaban Medicina en Venezuela regresaron a Managua, en medio de rumores de un supuesto recorte de fondos del llamado programa de "Becas del ALBA" del régimen venezolano.

El portal gubernamental "El 19" publicó fotografías de jóvenes con mochilas entrando al aeropuerto internacional Sandino de Managua e indicó que el contingente retornó al país la noche del domingo.

Algunos jóvenes volvieron al país, ataviados con camisetas afines al partido de gobierno. Otros usaban chaquetas bordadas con el nombre de Venezuela.

Sharon Dixon, una madre de familia, declaró al diario La Prensa que el retorno fue anunciado por el diputado sandinista, Gustavo Porras, el pasado viernes.

Los becarios afirmaron en las redes sociales que sufrían problemas de abastecimiento de productos alimenticios y las familias en Nicaragua tenían que enviar remesas para ayudar obtener productos como azúcar, aceite, leche y pollo entre otros, en largas filas en los mercados.

Uno de los becados, cuyo nombre fue omitido, publicó en Facebook que 1,500 jóvenes de 32 países que estudian en Venezuela estarían en las mismas condiciones, según reportó La Prensa.

Según Dixon, que citó a Porras, el programa de becas de la Alianza Bolivariana de Nuestra América (ALBA) terminó y no había más financiamiento por la crisis económica en Venezuela.

La Prensa dijo que extraoficialmente se conoce que en Venezuela a los becarios nicaragüenses les habrían dicho "que había sido una decisión del comandante Daniel y de la compañera Rosario Murillo que se vinieran para Nicaragua los chavalos y que no había vuelta atrás", asevera una madre de familia cuya hija decidió quedarse en Venezuela. Ella asegura que aunque deberán asumir el costo total de los gastos de su hija, la familia está convencida de que no abandonar Venezuela es la mejor decisión.

Según esta madre, el reclamo de los jóvenes nicaragüenses que en semanas anteriores pedían un aumento en su beca podría haber causado la inesperada cancelación del programa con el que estudiaban en este país.

"Hablaron con el viceministro de Educación en Venezuela y les plantearon la situación crítica que estaban pasando, que habían unos que trabajaban otros que pasaban días sin comer, se lo plantearon al gobierno venezolano, después de eso es que los llamó la embajada nicaragüense", cuenta.

La mayoría de los estudiantes habían viajado a Venezuela en 2010 y cursaron los tres primeros años de la carrera de medicina.

El programa de estudios de seis años finalizará en la UNAN Managua y en la facultad de León, al noroeste, aseguró el dirigente sandinista Bosco Castillo.

Presuntamente ambas universidades están saturadas y el pénsum de la carrera de medicina en Venezuela no es compatible con el nicaragüense, por lo que su destino está aún pendiente.

Betina Rodríguez, cónsul general de Nicaragua en Venezuela, aseguró vía telefónica a La Prensa que no tenía información acerca de los motivos por los cuales los becarios nicaragüenses debían abandonar este país suramericano.

Al cierre de esta nota, mientras tanto, en Nicaragua ninguna autoridad se ha pronunciado sobre este caso. La Prensa afirma que el domingo se intentó contactar al diputado sandinista Gustavo Porras y al presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), ninguno contestó sus teléfonos celulares.

Varios jóvenes nicaragüenses también estudian en Cuba la carrera de Medicina, quienes después de cursar las asignaturas retornan al país para cumplir con su servicio social.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación