Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policía mata a uno de los reos fugados en Nueva York

Richard Matt fue localizado en un área boscosa de la ciudad después de que la policía encontró rastros del paso de los fugitivos por dos refugios de cazadores cercanos

Policía mata a uno de los reos fugados en Nueva York

Policía mata a uno de los reos fugados en Nueva York

Policía mata a uno de los reos fugados en Nueva York

La Policía disparó y mató hoy a uno de los dos prisioneros fugados de una cárcel de Nueva York, mientras que continúa la búsqueda del segundo fugitivo, informaron fuentes oficiales a The New York Times.

El abatido es Richard Matt, de 48 años, condenado a 25 años por matar a un empresario en 2007, mientras David Sweat, de 35 años, que cumplía cadena perpetua por el asesinato de un alguacil en 2002, sigue en busca y captura.

Agentes de Policía localizaron a Matt en un área boscosa en el condado de Franklin, en el estado de Nueva York, después de haber encontrado rastros del paso de los fugitivos por dos refugios de cazadores cercanos.

Los agentes confirmaron que el ADN de Matt fue descubierto en un refugio en Malone, a 16 kilómetros del lugar en que fue abatido.

Mientras, las autoridades persiguen a Sweat en esa zona, que se encuentra a una distancia de 80 kilómetros al oeste de la prisión de Dannemora, en la que estaba preso.

Los presos escaparon del penal de Clinton, cerca de la frontera con Canadá, en la noche del 5 al 6 de junio, y desde entonces han sido buscados por centenares de agentes policiales locales, estatales y federales a los que han confundido durante más de dos semanas.

Los agentes han buscado a los fugitivos por tierra y aire, con cientos de unidades recorriendo densas zonas boscosas siguiendo las más de 2.000 pistas recibidas de la población de la zona.

Las autoridades arrestaron a la funcionaria de la prisión Joyce Mitchel, quien confesó que ofreció a los dos presos acceso a un teléfono celular y metió de contrabando las herramientas que utilizaron para escapar con la ayuda de un segundo empleado, Gene Palmer, también acusado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación