Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Polémica por ley para derribar los aviones extraños

El Parlamento hondureño aprobó el viernes por la noche la ley que permitirá neutralizar las naves bajo sospecha de llevar drogas.

HONDURAS. La ley aprobada por la mayoría oficialista del Parlamento que autoriza el derribo de aviones civiles sospechosos de transportar drogas causó ayer controversia en Honduras, donde algunos la consideran nociva y otros afirman que contribuirá a frenar el narcotráfico que golpea al país.

La llamada Ley de Exclusión Aérea fue aprobada anteayer en una sesión extraordinaria por 80 de los 128 diputados del Congreso Nacional, informó ayer a Acan-Efe uno de los vicepresidentes del Parlamento y diputado opositor, Marvin Ponce, el único de los 81 legisladores presentes que votó en contra, según explicó.

La aprobación se dio en un tiempo récord, por la vía expedita de un solo debate en vez de tres, lo que permite el reglamento parlamentario, y solo un día después de que se anunciara su discusión.

"En el caso que se detecte una aeronave no identificada será sometida al uso progresivo de la fuerza a través de la interceptación y, como uso máximo, la neutralización definitiva de la amenaza, es decir derribarla", orden que solo dará el secretario de Defensa explicó Ponce, diputado del minoritario y opositor Partido Unificación Democrática.

El analista político Raúl Pineda dijo a Acan-Efe que la nueva ley podría causar "malestar" en algunos países cooperantes con Honduras, especialmente en Estados Unidos.

El analista político y sociólogo Julio Navarro, por su parte, considera que la nueva ley "es nociva" para el desarrollo del turismo en Honduras y "atenta" contra la libre circulación de personas.

El presidente saliente Porfirio Lobo deberá sancionar la ley. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación