Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El pistolero del aeropuerto de Los Ángeles está grave y aún no ha declarado

En el tiroteo murió un salvadoreño agente de la TSA

El aeropuerto de Los Ángeles, el sexto más transitado del mundo, ha recobrado la normalidad. Foto EDH /ap

El aeropuerto de Los Ángeles, el sexto más transitado del mundo, ha recobrado la normalidad. Foto EDH /ap

El aeropuerto de Los Ángeles, el sexto más transitado del mundo, ha recobrado la normalidad. Foto EDH /ap

WASHINGTON. El FBI investiga si el odio al Gobierno de EE. UU. o a la Agencia Federal de Transportes (TSA) fue el motivo que llevó a Paul Ciancia a abrir fuego el viernes en el aeropuerto de Los Ángeles y acabar con la vida de un agente de dicha agencia.

El aeropuerto de Los Ángeles, el sexto más transitado del mundo, ha recobrado paulatinamente la normalidad después de un suceso que causó estragos en la llegada y salida de 1,550 vuelos, mientras las autoridades buscaban nuevas pistas sobre Ciancia.

El joven de 23 años resultó herido en la cabeza y la pierna por dos agentes de policía después de abrir fuego en la terminal 3 del aeropuerto y ayer continuaba hospitalizado en estado crítico en el Centro Médico Ronald Reagan UCLA, indicó una fuente de seguridad al diario Los Angeles Times.

La incapacidad física de Ciancia para cooperar con las autoridades está dificultando la investigación del FBI y la policía local sobre el tiroteo ya que no ha podido ser entrevistado, informó la agencia AP.

Los agentes "respondieron en 60 segundos" al suceso y dispararon varias veces al sospechoso, explicó ayer el jefe de policía del aeropuerto, Patrick Gannon, en una conferencia de prensa.

En total resultaron heridas siete personas, de las que seis fueron trasladadas a hospitales locales. Cuatro de ellas seguían ingresadas ayer, incluido el agente de la TSA herido de gravedad y el propio Ciancia, según medios locales.

El FBI no ha descartado aún que se trate de terrorismo y tampoco ha confirmado si Ciancia quería atacar a la TSA o pretendía seguir disparando en más puntos del aeropuerto más allá del puesto de control donde mató al agente de la TSA, el salvadoreño Gerardo I. Hernández, el primer empleado muerto en acto de servicio en la historia de esa agencia de transporte.

No obstante, el sospechoso llevaba el viernes en su mochila un mensaje en el que hablaba directamente de "matar" a funcionarios de la TSA, escrita de una forma que sugería que el autor preveía perder la vida en el suceso, afirmaron ayer fuentes de seguridad al diario USA Today.

La nota ha llevado a centrar la investigación preliminar en la idea de que el sospechoso "no fuera precisamente un fan de la TSA", según otra fuente de seguridad citada por Los Angeles Times.

Varios testigos han asegurado que el sujeto se aproximó a ellos con su arma y les preguntó si pertenecían a esa agencia.

En su mensaje, el sospechoso decía que no tenía interés en herir "a gente inocente", pero expresaba "decepción con el Gobierno" y hacía referencia al "Nuevo Orden Mundial", una supuesta conspiración para formar un único Gobierno mundial, según fuentes del diario angelino y la cadena CNN.

Queda también por determinar cómo el joven adquirió el fusil de asalto, ya que California es uno de los estados que más duras legislaciones de control de armas tiene en todo el país y prohíbe explícitamente rifles como el que se cree que usó el tirador.

Ciancia llevaba consigo 150 balas cuando llegó al control de escáneres de la terminal, sacó de una mochila el fusil y hasta tres cargadores y comenzó a disparar. Tras los primeros balazos se abrió camino al interior de la zona de embarque del aeropuerto, donde fue confrontado por la Policía.

Según el FBI, sus agentes no encontraron evidencia de delitos anteriores del joven o de que éste hubiera tenido alguna confrontación con la TSA. Agregó que Ciancia nunca había solicitado un empleo a la TSA.

El incidente ha abierto un debate sobre si es necesario situar guardias armados en cada uno de los puestos de la TSA, algo que reclamó el sábado el sindicato de la agencia de transporte. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación