Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa llama al diálogo y la reconciliación

Miles de personas asisten a vigilia en El Vaticano

El pontífice dijo ante una multitud que la guerra marca el fracaso a la paz y que significa una derrota para la humanidad. foto edh / efe

El pontífice dijo ante una multitud que la guerra marca el fracaso a la paz y que significa una derrota para la humanidad. foto edh / efe

El pontífice dijo ante una multitud que la guerra marca el fracaso a la paz y que significa una derrota para la humanidad. foto edh / efe

ROMA. El papa Francisco dijo ayer que "el perdón, el diálogo y la reconciliación, son las palabras de la paz: en la amada nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo", en su discurso durante la ceremonia de la Vigilia por la paz en Siria a la que acuden decenas de miles de personas.

Francisco, que fue interrumpido varias veces con aplausos, pidió por la paz en ese país, en el marco de una jornada de ayuno que ha promovido para hacer un examen de conciencia mundial sobre el compromiso para evitar la guerra.

Ante unas 100 mil personas, según cifras oficiales, que abarrotaban la plaza de San Pedro y los aledaños donde fueron colocadas pantallas gigantes para seguir el acto, el papa hizo un llamamiento al fin de la guerra: "¡Que termine el sonido de las armas!", exclamó.

Tras la entronización de la Virgen "Salus Populi Romani", muy querida en Roma, se rezó el rosario, y el Pontífice se dirigió a los presentes en una alocución en la que pidió el fin de la guerra en Siria.

"La guerra siempre marca el fracaso de la paz y ello es siempre una derrota para la humanidad", aseguró el papa argentino en el altar colocado en el exterior de la Basílica de San Pedro.

Durante su homilía a los fieles, entre los que se encontraban numerosos musulmanes, Bergoglio instó "a reconstruir la armonía mediante la unión no con la confrontación" porque "la violencia y la guerra tienen el lenguaje de la muerte", dijo.

Se preguntó el papa si es posible ir por otro camino, que no sea el de la guerra.

"¿Podemos salir de esta espiral de dolor y la muerte?", inquirió.

Para el pontífice de nacionalidad argentina, "invocando la ayuda de Dios, bajo la mirada materna de la Virgen 'Salus Populi Romani', quiero responder que sí, es posible para todos".

Esta noche quisiera que de cada parte de la tierra gritásemos: sí, es posible para todos, dijo convencido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación