Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa Francisco: Educación y un empleo alejaría a jóvenes de grupos extremistas

El pontífice exhortó a los jóvenes kenianos a resistir la tentación de la corrupción

Papa Francisco: Educación y un empleo alejaría a jóvenes de grupos extremistas

El Papa Francisco continúa en su peregrinación por Africa. Hoy llegó a Uganda. 

Fue recibido en el aeropuerto internacional de Entebbe por el presidente Yoweri Museveni, funcionarios de gobierno y dignatarios eclesiásticos.
Una banda de vientos tocó a su arribo.

Francisco, quien llegó de Kenia y prevé ir luego a la República Centroafricana, honrará la memoria de un grupo de cristianos ugandeses muertos a fines del siglo XIX por orden de un rey local que querí­a detener la influencia creciente del cristianismo.

Los llamados Mártires de Uganda incluyen 45 anglicanos y católicos muertos entre 1885 y 1887. Paulo VI canonizó a los 22 católicos ugandeses en 1964.


Francisco celebrará misa el sábado en un santuario consagrado a los mártires católicos y visitará un santuario anglicano dedicado a los mártires de esa confesión.

En su partida de Kenia rumbo a Uganda bailarines tradicionales, coros y niños con banderas del Vaticano lo recibieron. 

El pontífice dijo que la forma de evitar que los jóvenes se radicalicen y se unan a grupos extremistas es darles educación y un empleo.

Durante su último evento público en Kenia el viernes, al pontí­fice le fue planteada la pregunta de qué pueden hacer los jóvenes para evitar que sus amigos y familiares sean seducidos por ideologí­as radicales que les hacen desear dejar sus poblados para unirse a grupos extremistas.

Te puede interesar: El Papa reclama una economía responsable para acabar con pobreza y violencia

El papa indicó que lo primero que hay que hacer es asegurarse de que los jóvenes tengan educación y un empleo. Dijo: "Si un joven carece de trabajo, ¿qué clase de futuro tiene él o ella? De allí­ surge la idea de ser reclutado".

Exhortó a los jóvenes kenianos a resistir la tentación de la corrupción, diciéndoles que es como el azúcar: a uno le gusta pero a la larga es terrible para la persona.

El pontí­fice hizo a un lado el discurso que tení­a programado y habló en forma espontánea con los jóvenes reunidos en el estadio Kasarani de Nairobi. Reflexionó sobre los problemas que le plantearon dos jóvenes kenianos, incluidas las rivalidades entre tribus, el extremismo y la corrupción, que es un enorme problema en Kenia.

Francisco les dijo que la corrupción no se da solamente en la polí­tica. "Está en todas las instituciones, incluido el Vaticano, donde hay casos de corrupción", señaló.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación