Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa Francisco condena “bárbaro acto” terrorista en Turquía

El atentado es el mayor ataque terrorista de la historia de ese país

Papa Francisco en Estados Unidos

La conversación se volvió interesante con una niña de la escuela Nuestra Señora Reina de los Ángeles | Foto por EFE/ Stephanie Keith

La conversación se volvió interesante con una niña de la escuela Nuestra Señora Reina de los Ángeles

Luego de rezar el Ángelus desde la ventana del estudio pontificio, el Papa Francisco se refirió al terrible atentado terrorista en Ankara, capital de Turquía, que ayer sábado ha cobrado la vida, hasta el momento, de más de 100 personas.

“Ayer hemos recibido con gran dolor la noticia de la terrible matanza acaecida en Ankara, en Turquía. Dolor por los numerosos muertos. Dolor por los heridos. Dolor porque los terroristas han atentado contra personas inermes que manifestaban por la paz”.

“Mientras rezo por ese querido país, pido al Señor que acoja a las almas de los difuntos y que consuele a los que sufren y a sus familiares. Recemos en silencio. Todos juntos”, pidió a los fieles que se congregaron en la Plaza de San Pedro.

A su vez, el Santo Padre envió esta mañana desde el Vaticano un telegrama al Presidente de la República de Turquía “deplorando el bárbaro acto” terrorista.

En el mensaje, enviado a través del Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, el Santo Padre ha querido transmitir su pesar. “Su Santidad el Papa Francisco está profundamente triste al enterarse de la pérdida de vidas y los daños causados por las explosiones en Ankara” y expresa “su sincera solidaridad con los afectados por esta tragedia”.

Siga leyendo: Terror en Turquía

A la vez que “deplora este acto bárbaro” pide “que transmita su cercanía espiritual a todos las familias afectadas durante este momento de dolor, así como al personal de seguridad y de emergencia que trabajan para ayudar a los heridos”.

El telegrama asegura que el Obispo de Roma encomienda “las almas de todos los que han muerto a la amorosa misericordia del Todopoderoso”.

Ayer sábado dos terroristas suicidas detonaron explosivos durante una marcha por la paz en Turquía, en el centro de Ankara, la capital del país. Miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad, cuando ocurrió la tragedia.

La marcha había sido convocada por el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, el sindicato de funcionarios KESK y el sindicato izquierdista DISK. También contaba con el apoyo de otros grupos, entre ellos las mayores asociaciones de prensa, que la respaldaban en protesta por recientes detenciones de periodistas.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha suspendido durante tres días toda actividad de campaña electoral para las elecciones generales del próximo 1 de noviembre y decretó tres días de luto oficial.

El atentado es el mayor ataque terrorista de la historia de Turquía, superando a los perpetrados por Al Qaeda en Estambul en el 2003, que provocaron 60 muertos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación