Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacto con Irán alienta carrera nuclear en el medio oriente

Acuerdo envía mensaje de permisividad  a Egipto, Turquía o Arabia, dice experto

Experto en fundamentalismo islámico

Ben Tasgal tiene un Máster en ciencias políticas de la Universidad Hebrea de Jerusalem y experto en temas de medio oriente . | Foto por René Estrada

Cuando se conoció de que Irán, Estados Unidos y otras potencias del mundo habían alcanzado un acuerdo que restringía el programa nuclear al país del medio oriente a cambio de levantarle las sanciones económicas surgieron muchas dudas.

Varios países celebraron el pacto; hubo cautela de parte de otras naciones, sobre todo en oriente, y rechazo por otros, como de Israel. 

Para el experto en fundamentalismo islámico Gabriel Ben Tasgal, quien visitó el país ayer, lo más peligroso del pacto no está en quienes se oponen sino en quienes han mostrado cautela, es decir de sus vecinos como Arabia Saudita, Turquía o Egipto. 

“Lo más es importante es cómo se capta en Medio Oriente. La percepción del pacto para los árabes sunitas es que el pacto los amenaza a ellos”, consideró Ben Tasgal.

A su juicio, el pacto si bien es cierto que permitirá inspecciones para verificar que Irán no esté construyendo una bomba nuclear, le da la posibilidad de llegar al “umbral atómico” es decir estar a unos pasos de tener posibilidad de lanzar ataques atómicos.

“Lo peor de todo, como Irán queda tras el umbral de bomba nuclear, es decir que tienes todo para poder hacerla cuando quieras, va a terminar estos diez años en el umbral o casi”.

Ben Tasgal afirma que los vecinos del Medio Oriente captan este pacto como si el líder chiíta, que es Irán, llega al umbral atómico, los países sunitas, antes mencionados, querrán también tener su propio poderío atómico.

“¿Quién odia a los chiítas? Los sunitas. Ahora los sunitas piden una bomba nuclear: Arabia Saudi, Turquía , Egipto. Este es el pistoletazo de salida para que los árabes busquen todos su bomba nuclear para detener a Irán”, valora.

Ben Tasgal no descarta, de hecho, de que ya Arabia Saudí, el líder sunita, ya posea una bomba nuclear, aunque no en su territorio.

“Creo que Arabia Saudí ya tiene bomba nuclear. Hay informes de que pudo haberla comprado a Paquistán. Empieza una carrera nuclear, Egipto ya la pidió. Este pacto propicia la carrera nuclear en medio oriente. Es sin duda muy grave”, razona.

Irán puede mentir

El pacto en sí mismo tiene problemas técnicos a juicio del experto.Por un lado, está la posibilidad más simple: que Irán no cumpla su palabra, aunque los defensores del pacto afirman que para eso están las inspecciones.

“Para inspeccionar le debes avisar a Irán y deben pasar 24 días para hacerlo, además entre los inspectores debe estar China y Rusia. Israel dice: ‘en que 24 días se pueden hacer muchas cosas’; Estados Unidos dice: ‘No, los rastros quedan si hubo una manipulación’”, explica.

Otro problema es que el pacto le permite a Irán seguir enriqueciendo uranio, el elemento principal para elaborar la bomba atómica. Eso sí, advierte de que con este tratado debe entregar un porcentaje del elemento y se le proporcionará en menores porcentajes para usos civiles.
“ La pregunta va a ser si violan el acuerdo en algo, ¿acaso se le van a poner sanciones nuevamente de inmediato? ¿Acaso se le va castigar militarmente? Yo no creo, es más yo creo que Irán va a hacer una política de pequeñas violaciones para probar cómo reacciona occidente”, afirma el experto. 

Otro problema es que con el actual acuerdo Irán puede seguir desarrollando su poder misilístico. 

“Debido a la caída de sanciones reciben en su presupuesto 100 mil millones de dólares, eso no sólo va a servir para alimentar a la población. Va servir para poder desarrollar (armamento)”, dijo.

Pero entre los aspectos positivos, Ben Tasgal ve dos: “La esperanza de (Barack) Obama es que Irán forme parte de las naciones, controlas más de cerca”.

La otra: “Es que el pacto es para 10 años. Tenemos 10 años para prepararnos por si Irán fabrica la bomba atómica”, concluye Ben Tasgal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación