Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otro escándalo por niños víctimas de abuso en albergues

Las autoridades mexicanas anunciaron el rescate de 42 menores de dos albergues en Saltillo, Coahuila.

Hipólito Vázquez, "Papá Polo", director del centro de rehabilitación de Saltillo. foto edh / zocalo.com.mx.

Hipólito Vázquez, "Papá Polo", director del centro de rehabilitación de Saltillo. foto edh / zocalo.com.mx.

Hipólito Vázquez, \"Papá Polo\", director del centro de rehabilitación de Saltillo. foto edh / zocalo.com.mx.

MÉXICO. Un nuevo escándalo de niños víctimas de abuso en albergues salió ayer a la luz, en México, dos meses después del caso de La Gran Familia en el estado de Michoacán, con informes del rescate de 42 menores en dos centros de rehabilitación en Coahuila.

Medios locales indicaron que autoridades del Gobierno de Coahuila (norte) intervinieron dos centros para rehabilitación de adictos en Saltillo, la capital estatal, a raíz de las denuncias hechas contra su director, Hipólito Vásquez Pérez, conocido como "Papá Polo".

El diario Milenio reportó, ayer, que Vásquez fue detenido el jueves, por la denuncia de uno de los internos del centro Fundación Jóvenes Saltillo, quien lo acusó de abuso sexual. Tras su captura se sumaron otras denuncias, que involucran también a Benito Juárez García, al parecer, subdirector del centro.

Con base en las acusaciones, agentes de la Procuraduría General de Justicia (Fiscalía) y de otras dependencias del Estado, realizaron una operación en el albergue, ubicado en el barrio Postal Cerritos de la ciudad, donde rescataron a 35 menores, que en el transcurso del jueves y el viernes fueron entregados a sus familiares.

También intervinieron otro de los centros dirigidos por Vásquez en el barrio Antonio Cárdenas, donde rescataron a otros 7 niños, refirió el rotativo.

A su vez, el periódico Vanguardia de Saltillo informó que según la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia, 6 mujeres y 4 varones rescatados de los dos locales refirieron haber sufrido algún tipo de violencia física, psicológica o sexual.

También citó a Manuel González, delegado de la Procuraduría General de Justicia, quien afirmó que 8 menores habrían sido violados.

Según la Fiscalía, Vásquez exigía entre $604 a $2,266 a las familias de los internos para que estos fueran liberados.

Por su parte, la Secretaría de Salud estatal informó que los 42 internos fueron revisados por médicos de la dependencia, quienes detectaron que 25 tenían picaduras de chinches y otros insectos en gran parte del cuerpo.

Además, seis menores presentaron rinofaringitis (gripe), si bien, aseguró que no se detectó ningún padecimiento o condición grave.

El caso sigue al que surgió el 15 de julio pasado, cuando agentes federales intervinieron el albergue La Gran Familia, en Zamora, estado de Michoacán, con base en denuncias sobre privación de la libertad, abusos sexuales y maltratos cometidos allí.

Los agentes encontraron a unas 600 personas, la mayoría, niños, hacinadas, desnutridas y en condiciones de insalubridad. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación