Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otra tormenta agrava la crisis humanitaria en Filipinas

Un sismo de 4.8 se registró en algunas de las zonas afectadas

Varios niños que piden ayuda en una zona devastada por el paso tifón Haiyan en la localidad de Borbon. foto edh / efeEl fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, camina frente a un retrato del agente Gerardo Hernández. foto edh / efe

Varios niños que piden ayuda en una zona devastada por el paso tifón Haiyan en la localidad de Borbon. foto edh / efeEl fiscal general de Estados Unidos,...

Varios niños que piden ayuda en una zona devastada por el paso tifón Haiyan en la localidad de Borbon. foto edh / efeEl fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, camina frente a un retrato del agente Gerardo Hernández. foto edh / efe

FILIPINAS. Miles de personas murieron por el tifón Haiyan y muchos de los sobrevivientes se encuentran en una situación al límite porque lo han perdido todo o no tienen alimentos ni atención médica y beben agua sucia para sobrevivir, pero el presidente de Filipinas dijo que el desastre quizá no fue tan mortal como inicialmente se creyó.

El presidente filipino, Benigno Aquino III, dijo ayer a CNN que se estima entre 2,000 y 2,500 el número de muertos por el desastre, y que el estimado de 10,000 muertos es "demasiado".

Mientras las autoridades se apresuran a salvar a los sobrevivientes, la nueva depresión tropical Zoraida se acerca a las Filipinas provocando más lluvias, según el meteorológico nacional PAGASA (por sus siglas en inglés).

Zoraida no es una tormenta fuerte, pero la acumulación de sus lluvias alcanza los 10 centímetros en algunas zonas, de acuerdo con los meteorólogos de CNN. Además esta tormenta provocó el bloqueo de ayuda aérea en la provincia de Iloilo, informó el gobernador Arthur Defensor.

La tormenta Zoraida también detuvo el apoyo aéreo en la provincia vecina de Cebu, aunque allí algunos aviones militares vuelan en los límites de riesgo.

Por si fuera poco, un sismo se registró en algunas de las zonas afectadas. El temblor de 4.8 grados cimbró San Isidro ayer, según el sismológico de EE.UU.

Barcos y camiones seguirán funcionando, pero como en muchas áreas, los escombros de casas enteras, vehículos y árboles cubren varios kilómetros de las carreteras en las zonas afectadas. Se necesitará maquinaria pesada y mucho tiempo para comenzar con la limpieza. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación