Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ONU confirma se usó gas sarín contra la población civil en Siria

EE.UU., Francia y Gran Bretaña afirman que el culpable es el régimen de Bashar al Assad

Inspectores de armas de la ONU recogen muestras durante sus investigaciones en Zamalka, este de Damasco. foto edh /reuters

Inspectores de armas de la ONU recogen muestras durante sus investigaciones en Zamalka, este de Damasco. foto edh /reuters

Inspectores de armas de la ONU recogen muestras durante sus investigaciones en Zamalka, este de Damasco. foto edh /reuters

NUEVA YORK. Casi un mes después del ataque, los inspectores de la ONU confirmaron ayer que más de 1,400 personas murieron el 21 de agosto a las afueras de Damasco por los efectos del gas sarín. Por su limitado mandato, los expertos no pueden indicar quién es el culpable, si bien aportan pruebas que apuntan al régimen de Bashar al Assad.

La ONU lo calificó como un "crimen de guerra" que "no puede quedar impune", y EE.UU., Francia y Reino Unido se lo adjudicaron al régimen sirio, mientras que Rusia consideró que sus colegas occidentales se "precipitan".

El Secretario General, Ban Ki Moon, respondió después ante la prensa que ahora "corresponde a otros" decidir quién empleó ese tipo de armamento y determinar responsabilidades por un "crimen de guerra" del que hay evidencias "claras y contundentes", tras recordar que el mandato del equipo del profesor Ake Sellstrom era sólo dilucidar si se usaron.

El Consejo de Seguridad debate ahora un proyecto de resolución para dar una respuesta de la comunidad internacional a lo ocurrido en Siria, pero mientras Estados Unidos, Francia y Reino Unido coinciden en apuntar al régimen de Damasco, Rusia cree que todavía hay "muchas preguntas" encima de la mesa.

"El mandato no era investigar quién empleó las armas químicas, pero los detalles técnicos del informe dejan claro que solo el régimen sirio pudo lanzar ese ataque", dijo la embajadora de EE.UU., Samantha Power, quien subrayó que las armas eran "profesionales" y que "no hay pruebas" de que la oposición tenga gas sarín.

En los mismos términos se pronunciaron los representantes de Reino Unido y Francia, quienes a la salida de la reunión del Consejo de Seguridad dijeron que después del informe de los expertos de Naciones Unidas "ya no hay duda" de quién está detrás del ataque del 21 de agosto.

El secretario general adelantó también que la misión de expertos de la ONU volverá a viajar a Siria "lo antes posible" para continuar con la investigación de las otras denuncias de ataques químicos en Siria, una de las autoridades de Damasco y otra de los rebeldes de la oposición, para elaborar un informe final.

Por su parte, el presidente de la comisión de investigación de la ONU, el portugués Paulo Sergio Pinheiro, dijo que Asad ha cometido "crímenes contra la humanidad, cosa que no se puede imputar a los grupos opositores porque "no hay una cadena clara de mando".

Sin embargo, los castigos a Asad son improbables ahora que la Administración Obama y sus aliados europeos negocian con él la entrega del arsenal químico de sustancias prohibidas.

Para sus conclusiones publicadas ayer, los expertos hablaron con más de 50 supervivientes (pacientes, trabajadores sanitarios y de los servicios de rescate), y señalaron que la mayoría de las víctimas sufrió síntomas como pérdida de conciencia, dificultades respiratorias, visión borrosa, vómitos o convulsiones.

Además indicaron que tomaron muestras de sangre, orina y cabello de 34 de los 36 pacientes que tenían síntomas de intoxicación, y los análisis mostraron "evidencia definitiva de la exposición a gas sarín en casi todos los supervivientes, y los resultados fueron "corroborados" por las evaluaciones clínicas.

Los expertos añaden en el informe, de 41 páginas y que incluye varias anexos que detallan el proceso de extracción de muestras, entrevistas a testigos y resultados de sus análisis clínicos, que el agente nervioso se lanzó en cohetes tierra-tierra, "una variante del M14 de artillería" desde zonas dominadas por el régimen hacia los barrios controlados por la oposición, el tipo de plataformas para lanzarlos y las sustancias empleadas, son algunas indicaciones de que el origen del ataque estuvo en el régimen. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación