Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OEA gira el timón en la crisis venezolana y critica a Maduro

La CIDH, ente autónomo, pide no criminalizar a los líderes opositores

Un grupo se manifiesta ayer por la muerte del joven Kluiberth Roa, frente a la Nunciatura apostólica en Caracas. foto edh /EFE

Un grupo se manifiesta ayer por la muerte del joven Kluiberth Roa, frente a la Nunciatura apostólica en Caracas. foto edh /EFE

Un grupo se manifiesta ayer por la muerte del joven Kluiberth Roa, frente a la Nunciatura apostólica en Caracas. foto edh /EFE

WASHINGTON. La OEA (Organización de Estados Americanos), a través del ente autónomo encargado de velar por el respeto a los derechos humanos en el continente, por primera vez lanza duras críticas hacia el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Por medio de un comunicado oficial, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su "profunda preocupación" por la situación política en Venezuela y "las consecuencias para la vigencia plena de los derechos humanos", en particular la detención de civiles en instalaciones militares.

"La Comisión recuerda al Estado de Venezuela su obligación de garantizar la vida, la integridad y la seguridad de todas las personas privadas de libertad, así como condiciones de detención conformes con los estándares internacionales en la materia", señaló la entidad en la nota oficial.

Desde la escalada violenta en Venezuela en febrero de 2014, ni la OEA ni la CIDH como tal habían sido tan duros en sus reproches al régimen chavista.

La CIDH, un órgano consultivo de la OEA en materia de derechos humanos, urge al Estado venezolano "a no criminalizar a los líderes políticos de la oposición y a garantizar la participación de todos los sectores en la vida política de Venezuela y los derechos humanos de quienes se identifican con la oposición al gobierno".

Para la CIDH "es incompatible con los estándares internacionales que civiles sean recluidos en una cárcel militar".

Además, señala que los estados deben mantener el orden público y proteger a las personas bajo su jurisdicción, y agrega que "los medios y métodos que se utilicen para el cumplimiento de estos fines deben ser congruentes con los derechos humanos internacionalmente reconocidos por los Estados y con los principios que inspiran una sociedad democrática".

La CIDH también critica la forma en la que fue detenido el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, el pasado 19 de febrero por hombres fuertemente armados y sin presentar una orden judicial de detención. Y cita los casos de otros opositores, como Leopoldo López y Daniel Ceballos, quienes están arrestados en la cárcel militar de Ramo Verde.

En la misma vía, el saliente secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, sorprendió días atrás cuando expresó su "alarma" por la detención de Ledezma, e instó a las autoridades venezolanas "a detener los hechos que conducen una espiral de polarización" en el país.

Y ayer, Insulza condenó a través de un comunicado la violencia, "venga de donde venga", a la vez que lamentó el asesinato del joven de 14 años por un tiro en la cabeza.

Mientras, la CIDH considera que "la detención preventiva debe utilizarse de manera excepcional" y "debe aplicarse de acuerdo con criterios de necesidad, proporcionalidad y durante un plazo razonable. En este sentido, la Comisión urge al Estado a liberar a estas personas mientras están siendo procesadas".

La CIDH también pide a Venezuela "buscar soluciones pacíficas" a sus problemas y generar instancias de diálogo con la oposición en el marco de la democracia.

"Las voces de la oposición resultan imprescindibles para una sociedad democrática, sin las cuales no es posible el logro de acuerdos que atiendan a las diferentes visiones que prevalecen en una sociedad", apunta la entidad.

La oposición venezolana acudió esta semana ante la OEA para que intervenga en la crisis.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación