Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vaticano

Obama se reúne con el papa Francisco, lo invita a la Casa Blanca

El encuentro duró casi una hora y se dio en un contexto de fuerte división entre el gobierno estadounidense y la iglesia debido a sus posturas en temas como la anticoncepción y el aborto

El presidente estadounidense Barack Obama en su reunión con el papa Francisco el jueves 27 de marzo de 2014 en el Vaticano. Foto/ AP

El presidente estadounidense Barack Obama en su reunión con el papa Francisco el jueves 27 de marzo de 2014 en el Vaticano. Foto/ AP

El presidente estadounidense Barack Obama en su reunión con el papa Francisco el jueves 27 de marzo de 2014 en el Vaticano. Foto/ AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que es un "gran admirador" del papa Francisco, el pontífice a quien considera su alma gemela en temas como la desigualdad económica y preocupación por los pobres.

La reunión duró casi una hora y se dio en un contexto de fuerte división entre el gobierno de Obama y la iglesia debido a sus posturas en temas como la anticoncepción y el aborto.

Obama llegó al Vaticano la mañana del jueves entre las ceremonias y tradiciones de la iglesia católica y saludó al papa tras una larga procesión.

El pontífice y el presidente se inclinó mientras estrechaban sus manos en el salón del pequeño trono antes de sentarse ante una mesa de madera en la biblioteca papal acompañados de sus traductores.

"Es un gran honor. Soy un gran admirador suyo", dijo Obama. "Muchas gracias por recibirme".

La reunión estaba programada para durar media hora pero se alargó a 52 minutos. Obama parecía estar animado tras el encuentro cuando éste terminó y el papa saludó a varios de sus asesores.

El secretario de Estado John Kerry se dijo "gran admirador de todo lo que usted ha hecho, como católico, por la iglesia".

Luego el papa y Obama intercambiaron regalos. El pontífice le entregó una placa y una carta papal. "Seguramente leeré esto en la Oficina Oval cuando esté muy frustrado", dijo Obama. "Estoy seguro que me dará la fuerza necesaria cuando necesite tranquilizarme".

Obama invitó al Papa a visitar la Casa Blanca al darle un simbólico presente de semillas y vegetales del jardín de la residencia presidencial.

La Casa Blanca dijo que se donarán otras semillas en Estados Unidos que resultarán en toneladas de productos a una organización benéfica que el Papa elija.

"Si tiene oportunidad, puede venir a la Casa Blanca y ver el jardín", dijo Obama al Papa al explicarle el regalo.

El Papa respondió en español diciendo "¡Como no!".

Antes de partir, Obama pidió al pontífice que rezara por su familia y éste asintió.

Obama es el noveno presidente de Estados Unidos que hace una visita oficial al Vaticano. La audiencia significa un cambio en el ritmo de sus actividades ya que dedicó los tres días pasados de su gira, que durará una semana, a promover la unidad europea contra la agresiva postura rusa frente a Ucrania.

El papa con el que Obama conversará es distinto al último que lo recibió. En 2009 visitó a Benedicto XVI en una reunión que fue cordial pero que no generó expectativas debido a las diferencias entre la iglesia y Obama en el tema del aborto.

Sin duda la relación entre el gobierno de Obama y la iglesia católica es frágil. Autoridades vaticanas han dicho que el presidente no se irá sin escuchar los puntos de vista del papa sobre la reforma a la ley de salud y su exigencia de que las medidas anticoncepción esté cubiertas por un seguro.

Pero en Francisco la Casa Blanca ve a un papa popular cuyo énfasis en la disparidad económica representa una validación moral de la agenda económica del mandatario.

"Dada su gran autoridad moral, cuando el papa habla sus palabras tienen gran trascendencia", dijo Obama en una entrevista con el periódico italiano Corriere della Sera. "Puede hacer que la gente alrededor del mundo se detenga a pensar sobre sus viejas actitudes y comiencen a tratarse unos a otros con decencia y compasión".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación