Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama hace malabares ante quejas de espionaje

Promete revisión de programas espías para calmar enojo

El embajador de EE.UU. en España, James Costos, a su llegada ayer a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, donde informó al Gobierno sobre el supuesto espionaje de los servicios secretos de su país en España. foto edh / EFE

El embajador de EE.UU. en España, James Costos, a su llegada ayer a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, donde informó al Gobierno sobre el...

El embajador de EE.UU. en España, James Costos, a su llegada ayer a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, donde informó al Gobierno sobre el supuesto espionaje de los servicios secretos de su país en España. foto edh / EFE

ESTADOS UNIDOS. La revisión de los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estará lista a fin de año, indicó ayer la Casa Blanca, que no aclaró si es cierto un reporte del diario The Wall Street Journal que afirma que el presidente Barack Obama desconocía el seguimiento a líderes mundiales.

La promesa de la Casa Blanca surge en medio de nuevas publicaciones sobre espionaje a España.

"La revisión completa (de esos programas) que está siendo liderada por la Casa Blanca estará lista a finales de año", dijo el portavoz de Obama, Jay Carney.

Carney recordó que Obama ordenó revisar esos programas el pasado verano, cuando salieron a la luz a través de los documentos filtrados a la prensa por el exanalista de la NSA, Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.

La Casa Blanca ordenó la suspensión de varios programas de espionaje de la NSA al conocer que incluían las comunicaciones de líderes europeos como la canciller alemana, Angela Merkel, según informaron ayer altos funcionarios citados por The Wall Street Journal.

Los funcionarios reconocieron que el presidente estadounidense debe dar su aprobación a una serie de "prioridades" de inteligencia general, pero las decisiones sobre objetivos específicos las decidían cargos subalternos.

Esto supondría que Obama pudo estar cerca de cinco años sin conocer los programas de espionaje de la NSA que incluían el pinchazo de teléfonos de líderes globales.

"No voy a entrar en detalles sobre discusiones internas", repitió Carney varias veces al negarse a confirmar la veracidad de la información del Journal.

El portavoz se limitó a reiterar que Obama está tomándose "muy en serio" la revisión de los programas de espionaje de la NSA para asegurar que existe un equilibrio entre la seguridad y el respeto a las "reales preocupaciones" sobre la privacidad compartidas dentro y fuera de EE.UU.

Asimismo Carney negó que EE.UU. use sus operaciones de inteligencia para "promover sus intereses económicos" en el extranjero y agregó que la única finalidad de esas actividades es velar por la seguridad del país y de sus aliados.

También sostuvo que Obama mantiene su "plena confianza" en el actual director de la NSA, el general Keith Alexander.

Carney no se aludió a la información publicada ayer por el diario español El Mundo, que asegura que la NSA espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013, y cita como fuente documentos filtrados por Snowden.

De hecho, el Gobierno español expresó ayer al embajador de EE.UU. en Madrid, James Costos, su "preocupación" por el supuesto espionaje a España, durante la reunión a la que fue convocado Costos.

También el secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Íñigo Méndez de Vigo, se reunió con el embajador estadounidense y le manifestó que estas prácticas, de ser ciertas, serían "impropias e inaceptables entre socios y países amigos".

La respuesta de EE.UU. a las quejas fue que mantendrá una comunicación abierta con aliados como España.

Piden revisión

Por su parte, la presidenta del Comité de Inteligencia del Senado de ERE.UU, la demócrata Dianne Feinstein, pidió ayer una "revisión total" de los programas de espionaje para conocer en profundidad cómo operan los servicios de inteligencia.

También la CIDH alertó ayer de que el espionaje de EE.UU. se ha vuelto tan masivo que "cualquier forma de control es ilusoria", mientras que el relator especial de la ONU para la Libertad de Opinión y de Expresión, Frank La Rue, afirmó que la vigilancia generalizada de ciudadanos es "una forma de censura". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación