Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama busca apoyo del Congreso para intervención militar en Siria

Los legisladores quieren más información sobre su plan en relación a Siria antes de tomar una decisión. Por su parte, el presidente ruso instó a Obama a no atacar

. FOTO de CNN

. FOTO de CNN

. FOTO de CNN

Los principales asesores del presidente estadounidense Barack Obama defenderán el sábado ante el Senado su plan de una acción militar limitada contra Siria, presentando evidencias sobre un ataque con armas químicas que según la Casa Blanca dejó más de 1,400 muertos la semana pasada.

Obama dispone de amplios poderes legales para emprender una acción militar. Aunque todavía no tomó una decisión final, dejó claro que en su opinión Estados Unidos tiene que hacer algo para responsabilizar al Gobierno sirio por el ataque.

Pero los legisladores quieren más información sobre su plan en relación a Siria y muchos han expresado reservas respecto al costo y al impacto de los potenciales ataques.

Funcionarios de seguridad nacional sostendrán el sábado por la tarde conferencias telefónicas no clasificadas con el Caucus Demócrata en el Senado y con la Conferencia Republicana, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El secretario de Estado, John Kerry, y el de Defensa, Chuck Hagel, participarán de las conferencias, al igual que el director Nacional de Inteligencia, James Clapper, la asesora de Seguridad Nacional de Obama, Susan Rice, y el vicepresidente de los jefes de Estado Mayor, almirante James Winnefeld.

Las discusiones llegan un día después de que la Casa Blanca divulgara un informe de inteligencia según el cual el Gobierno tiene "alta confianza" de que el régimen del presidente Bashar al-Assad es responsable de ataques con armas químicas en decenas de barrios en las afueras de Damasco que dejó el 21 de agosto al menos 1,429 civiles muertos, una tercera parte de ellos niños.

Obama y Kerry dijeron que Estados Unidos no puede ignorar el ataque, pero no dijeron si piensan emprender una acción ni tampoco cuándo.

"Realmente la principal pregunta ya no es qué sabemos. La pregunta es qué es lo que vamos a hacer, colectivamente. Qué es lo que el mundo va a hacer en relación a esto?", dijo Kerry en un discurso televisado el viernes.

Prolongadas y costosas guerras en Afganistán e Irak han dejado a los estadounidenses con poco interés en involucrarse en los conflictos en Oriente Medio.

La mayoría de los estadounidenses no quieren un ataque contra Siria. Un sondeo de Reuters/Ipsos realizado esta semana mostró que apenas un 20% cree que Estados Unidos debe actuar. La semana pasada, un 9% apoyaba una intervención militar.

Obama y Kerry han dicho que reconocen que los estadounidenses están cansados de guerras y aclararon que no planean una acción "sin fin" y no enviarán tropas al país.

Funcionarios del Departamento de Defensa dijeron el viernes que cinco destructores de la marina estadounidense ya están en el Mediterráneo oriental, armados con misiles crucero que pueden ser usados como parte de un ataque "preciso y limitado" contra las fuerzas de Assad.

Putin pide a Estados Unidos no atacar

El presidente de Rusia Vladimir Putin exhortó el sábado a su homólogo Barack Obama a que no se apresure en adoptar alguna decisión sobre un ataque a Siria, sino que considere si tal ataque podrí­a ayudar a poner fin a la violencia y si vale la pena la enorme cantidad de probables víctimas civiles que causaría.

Fue la primera vez que Putin habla sobre el presunto ataque con armas quí­micas desde el 21 de agosto. Putin se preguntó si debí­a culparse del mismo a las fuerzas del gobierno sirio. Agregó que no tení­a sentido que hubieran lanzado un ataque tan devastador en momentos en que llevaban la mejor parte.

"En dichas condiciones, entregar una carta de triunfo a quienes promueven una intervención militar extranjera es una completa insensatez", afirmó Putin. "No tiene lógica alguna".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación