Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nueva York superó la tormenta; otras zonas la sufrieron

Juno golpeó el noreste los Estados Unidos

Un hombre camina por las calles de Boston en Massachusetts, ayer. Según disposición de las autoridades, regía una prohibición para circular por las calles en vehículo. foto edh / efe

Un hombre camina por las calles de Boston en Massachusetts, ayer. Según disposición de las autoridades, regía una prohibición para circular por las calles en vehículo. foto edh...

Un hombre camina por las calles de Boston en Massachusetts, ayer. Según disposición de las autoridades, regía una prohibición para circular por las calles en vehículo. foto edh / efe

ESTADOS UNIDOS. Una tormenta de nieve barrió el martes el noreste de EE. UU., obligando a cerrar escuelas, cancelando miles de vuelos y dejando a los residentes en las zonas más afectadas de Massachusetts y Connecticut con más de 60 cm de nieve, aunque Nueva York se libró de la peor parte del temporal.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó ayer que la tormenta de nieve que se registró en el noreste de Estados Unidos en las últimas horas fue "menos destructiva" de lo que se había previsto y anunció una serie de medidas para volver a la normalidad.

"Prefiero estar en la situación de que 'tuvimos suerte' que en otra en la que digamos que 'no tuvimos suerte y la gente muere'", afirmó Cuomo para hacer un balance de la situación cuando el temporal ya estaba remitiendo.

Aunque para la ciudad de Nueva York, la más poblada de Estados Unidos, se esperaba que la nevada alcanzara al menos medio metro, los indicadores de zonas como Central Park registraban un nivel de nieve de 16 cm.

Cuomo confirmó que la prohibición de circular con vehículos que no fueran de emergencia quedó levantada para la ciudad de Nueva York y otros condados vecinos.

También detalló que el metro de la ciudad de Nueva York, el sistema de transporte público que utilizan a diario unos seis millones de personas, volverá gradualmente a la normalidad en las próximas horas.

En declaraciones a la cadena CNN, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, defendió las medidas de emergencia adoptadas en aras de la seguridad ciudadana porque "es mejor prevenir que lamentar".

De Blasio ordenó la reapertura de las escuelas hoy y los teatros de Broadway planeaban volver a abrir sus puertas anoche.

Tormenta Juno

La alerta seguía vigente en Massachusetts y Rhode Island, donde se esperaban precipitaciones de entre 5 y 8 cm de nieve por hora.

Boston podría recibir hasta 64 centímetros de nieve, cerca del récord de 69.85 cm de febrero de 2003.

La tormenta Juno logró "sepultar" a zonas costeras de Nueva Inglaterra, en el noreste del país, con hasta 30 pulgadas de nieve, además de provocar apagones e inundaciones.

En zonas como el sur de Nueva Jersey, Pennsylvania, y el área metropolitana del Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, la tormenta fue más que todo una inconveniencia.

En Massachusetts, una área acostumbrada a las tormentas, las advertencias no estuvieron de más.

Las imágenes de televisión mostraban cómo Boston se ha convertido en una ciudad fantasma, donde solo se admite el paso a camiones quitanieves y vehículos de emergencia.

El alcalde de esa ciudad, Marty Walsh, dijo que el servicio de transporte público será restablecido pronto.

Más de 4,700 vuelos fueron cancelados el martes en Estados Unidos, según FlightAware.com, resultando afectados más del 80 por ciento de los viajes previstos en los aeropuertos de Nueva York, Filadelfia y Boston.

En El Salvador, La aerolínea Avianca anunció la suspensión ayer de dos vuelos cuya salida era la capital salvadoreña hacia Nueva York y uno desde esa ciudad estadounidense hacia San Salvador, los tres matutinos.

En total, según Alexandra Arias, de Avianca, se afectaría a un promedio de 1,500 pasajeros. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación