Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Neves recibe primer apoyo de partido político

El PSB, que encabezó la coalición de Marina Silva, anunció que hoy su dirección "decidirá" la postura del partido.

El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, Aécio Neves, (c) participa en un mitin en Sao Paulo . foto edh / efe

El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, Aécio Neves, (c) participa en un mitin en Sao Paulo . foto edh / efe

El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, Aécio Neves, (c) participa en un mitin en Sao Paulo . foto edh / efe

BRASIL. El candidato opositor a la Presidencia brasileña Aécio Neves recibió ayer la primera manifestación de apoyo de un partido de la derrotada coalición de Marina Silva, ante lo que la mandataria y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, afirmó que "nadie es dueño del voto".

Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quedó en segundo lugar en las elecciones del pasado domingo, con un 33.55 % de los votos, y disputará la segunda vuelta del próximo 26 de octubre frente a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), que ganó con un 41.59 %.

Silva, que fue candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) y otras cinco formaciones, quedó tercera con un 21 % y los 22 millones de votos que obtuvo son ahora el fiel de la balanza entre Rousseff y Neves.

Aunque Silva informó ayer mediante una nota que la posición de esa coalición será anunciada el próximo jueves, el Partido Popular Socialista (PPS) se adelantó y fue el primero en proclamar su apoyo a Neves.

Lo hizo después de una reunión de su dirección nacional, tras la cual su presidente, el diputado Roberto Freire, dejó claro que la decisión es definitiva y no depende de la posición que adopten los otros partidos que apoyaron a Silva.

"El PPS tiene autonomía para definir qué debe hacer", declaró Freire a periodistas.

Rousseff, por su parte, se reunió ayer en Brasilia con cinco candidatos de los partidos de su coalición que fueron elegidos gobernadores en la primera vuelta de las elecciones regionales del domingo y los instó a "no aflojar" y mantenerse en apoyo a su campaña.

La presidenta reiteró que "todo apoyo" que reciba su candidatura será "bienvenido", pero declaró que "nadie es dueño del voto de los brasileños", con lo que intentó minimizar el impacto que pueda tener en los electores la decisión de los partidos que apoyaron a Silva.

El PSB, que encabezó la coalición de Silva, anunció por su parte que mañana su dirección nacional "decidirá" la postura del partido en una reunión en la que no confirmó si estará la excandidata.

Aunque el PSB no dio pistas sobre su decisión, dirigentes del partido opinaron sobre el asunto, como la excoordinadora de la campaña de Silva, Luiza Erundina, quien abogó por la "neutralidad" y permitir a la militancia que decida su voto.

"Hay grupos que quieren a Aécio y otros que han dicho que quieren apoyar a Dilma. Lo mejor es liberar a las personas para que tomen sus propias decisiones", declaró Erundina, quien alertó de que adoptar una posición podría "dividir al partido". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación