Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Murieron tratando de salvar rehenes en café de Sídney

Katrina Dawson recibió un disparo al proteger a su amiga embarazada y Tori Johnson trató de desarmar al agresor de origen iraní.

Las dos víctimas fueron despedidas como héroes. edh/EFE

Las dos víctimas fueron despedidas como héroes. edh/EFE

Las dos víctimas fueron despedidas como héroes. edh/EFE

SÍDNEY . Una abogada y el gerente del local son los dos rehenes que murieron el lunes en el secuestro en un café situado en el centro financiero de Sídney, que acabó con la intervención de la policía y que además dejó seis heridos, informaron los medios locales, ambos perecieron intentando salvar las vidas de otros rehenes.

La australiana Katrina Dawson, de 38 años, ejercía de letrada de Sídney y era madre de tres niños, y su compatriota Tori Johnson, de 34, trabajaba de gerente del establecimiento asaltado.

El canal 9 de la televisión local informó de que Johnson intentó desarmar al secuestrador iraní, identificado como Man Haron Monis o el jeque Haron, cuando este comenzó a disparar, lo que motivó la intervención policial.

Johnson aprovechó un momento en el que Monis se estaba quedando dormido para intentar sacarle el arma para dar por terminada la toma. Monis reaccionó de inmediato y le pegó un tiro.

Katrina Dawson, por su parte, recibió el tiro final cuando intentó salvar a su amiga Julie Taylor, que está embarazada, en medio del feroz tiroteo entre Monis y la policía. Según la policía, el disparo que la mató salió del arma de Monis.

Las dos víctimas fueron despedidas ayer como héroes en Sídney. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación