Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere Ariel Sharon, ex primer ministro de Israel

Estuvo en coma durante ocho años y ayer falleció a los 85 años

Sharon, expremier israelí, fue admirado y criticado por sus hazañas para remodelar y lograr la paz en Medio Oriente. foto edh / AP

Sharon, expremier israelí, fue admirado y criticado por sus hazañas para remodelar y lograr la paz en Medio Oriente. foto edh / AP

Sharon, expremier israelí, fue admirado y criticado por sus hazañas para remodelar y lograr la paz en Medio Oriente. foto edh / AP

JERUSALÉN, ISRAEL. El ex primer ministro Ariel Sharon, que estuvo en coma desde que sufrió un derrame cerebral hace ocho años, falleció ayer a los 85 años, informaron su hijo y el hospital que lo atendía.

"Se ha ido. Se fue cuando decidió irse", dijo Guilad Sharon.

El hospital indicó la semana pasada que su salud estaba declinando. Sufrió fallas en varios órganos vitales, incluidos sus riñones, antes de morir.

"El Centro Médico Sheba en Tel Hashomer anuncia con tristeza la muerte del señor Ariel Sharon, que falleció hace aproximadamente una hora", informó el doctor Shlomo Noy, vocero de la institución.

Durante los años en que Sharon fue atendido su estado de salud se definió como de "consciencia mínima" y tuvo "altibajos", detalló.

"Hoy su corazón se debilitó y dejó pacíficamente a su familia, que siempre estuvo a su lado con amor y apoyo", agregó.

Sharon, uno de los personajes más icónicos y controvertidos de Israel, sufrió la apoplejía en la cúspide de su poder político y mientras parecía encaminarse a una fácil reelección.

La carrera del ex premier se extendió a lo largo de la mayor parte de los 65 años de existencia del estado moderno de Israel. Como uno de sus generales más famosos, Sharon, conocido en Israel por su apodo "Arik", es célebre por sus audaces tácticas y su ocasional tendencia, como militar, a ignorar las ordenes de sus superiores.

Como político era apodado "la aplanadora" por su desdén hacia sus rivales y su capacidad de lograr sus objetivos.

Organizó la invasión israelí a Líbano en 1982, y fue destituido como ministro de Defensa después de que una milicia cristiana aliada de Israel mató a cientos de palestinos en campos de refugiados en el oeste de Beirut, lo que desató la indignación internacional.

Poco a poco logró rehabilitar su carrera política. Durante años fue una fuerza impulsora del movimiento para construir asentamientos en Cisjordania y la Franja de Gaza, áreas capturadas que los palestinos reclamaban como propias.

Ya como primer ministro a partir de 2001, encabezó una dura represión contra una insurrección palestina, episodio en el que murieron más de 3,000 palestinos y 1,000 israelíes. Hasta la fecha es repudiado en gran parte del mundo árabe.

Pero en un cambio drástico de posición, Sharon ordenó el retiro de Israel de Gaza en 2005, de donde sacó a todos los soldados y colonos tras 38 años de ocupación militar.

Ese retiro lo condujo a desligarse de su Partido Likud, de tendencia radical, y a formar el Partido Kadima, más moderado. Su nueva agrupación avanzaba fácilmente hacia la victoria en las elecciones parlamentarias de 2006 cuando él sufrió el derrame cerebral.

Sharon fue uno de los líderes que más impacto tuvo en la historia de Israel, si no el que más. Fue un agricultor que tomó las armas, un soldado que se dedicó a la política, un político que alcanzó la estatura de un estadista.

Había vivido todas las etapas del conflicto de Oriente Medio, incluidas las escaramuzas iniciales y cinco guerras. En una de ellas cayó en desgracia. En otra fue considerado el salvador de la patria.

Durante toda su vida se opuso a hacer concesiones a los árabes, pero terminó cediendo territorios y ofreciéndoles a palestinos un estado propio.

Si bien Sharon prometió reanudar las conversaciones de paz, también se mantuvo firme en su posición de que Jerusalén seguirá siendo la capital de Israel "eternamente".

Lamentan el deceso

Tras conocer el fallecimiento y dejando de lado su antigua rivalidad política con el difunto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó ayer que la "memoria de Ariel Sharon está grabada en el corazón del pueblo de Israel".

Asimismo, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, lamentó la muerte del ex primer ministro israelí al que definió como "un héroe para su pueblo", e instó a Israel a aplicar su legado de pragmatismo en las actuales negociaciones de paz con los palestinos.

Por su parte, el vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, informó de que viajará a Jerusalén al frente de la delegación estadounidense en los funerales de Sharon. También presidentes latinoamericanos externaron sus condolencias.

Varios líderes y exjefes de Estado han dicho que asistirán a las exequias. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación