Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Motor del avión que se estrelló se habría incendiado

El piloto pidió auxilio y advirtió: "motor en llamas", según grabación de las cajas negras del vuelo de TransAsia

Técnicos levantan el fuselaje principal de vuelo 235 de la aerolínea TransAsia Airways ayer en Taipei, Taiwán. foto edh /AP

Técnicos levantan el fuselaje principal de vuelo 235 de la aerolínea TransAsia Airways ayer en Taipei, Taiwán. foto edh /AP

Técnicos levantan el fuselaje principal de vuelo 235 de la aerolínea TransAsia Airways ayer en Taipei, Taiwán. foto edh /AP

TAIPEI. Una grabación de la conversación entre el piloto del avión de la aerolínea taiwanesa TransAsia y la torre de control del aeropuerto Zhong shan de Taipei apunta a que uno de los motores se incendió tras despegar y podría ser la causa del siniestro, que provocó 32 muertos y 11 desaparecidos.

En la grabación, difundida en internet y cuya autenticidad fue confirmada ayer la Administración de Aviación Civil de Taiwán, el piloto dice: "¡Socorro, socorro, motor en llamas!", y después se pierde el contacto con el avión.

Desde que inició el vuelo en la capital de Taiwán, Huang Jin-sun, sobreviviente del vuelo 235 de TransAsia, supo que había problemas.

"Cerca de mí escuché un ruido. Tras el despegue hubo algo que no estaba bien en el motor", dijo ayer el hombre de 72 años a la televisora ETTVdesde el hospital en que lo atienden.

Hung fue una de las 15 personas que sobrevivieron al accidente del avión que llevaba a 58 personas a bordo cuando se precipitó al río el miércoles tras su despegue en Taipéi. Al menos 32 personas murieron, 15 resultaron heridos, mientras que 11 están desaparecidas.

Entre los sobrevivientes había tres integrantes de una familia, incluido un niño de 2 años cuyo corazón se detuvo luego de estar tres minutos bajo el agua, pero recibió resucitación cardiopulmonar y se recuperó, dijo su tío Lin Ming-yi.

Las operaciones de rescate y salvamento de desaparecidos continuaban ayer. Hay 12 supervivientes entre los 27 taiwaneses que iban a bordo del avión, incluida una azafata mientras que el piloto, Liao Chien-tsung; el copiloto, Liu Tzu-chung, y el ingeniero de vuelo, Hung Ping-chung, fallecieron. Entre los 31 pasajeros de la China continental, la mayoría procedentes de la ciudad de Xiamen, solo se han salvado tres.

Las maniobras de los pilotos en los últimos momentos del vuelo han llevado a especular que intentaron evitar edificios de gran altura siguiendo la línea del río y luego giraron bruscamente para caer en el agua en lugar de en tierra.

El alcalde de Taipéi Ko Wen-je dijo que el piloto Liao Chien-tsung fue un héroe por evitar el choque con los edificios u otras instalaciones de infraestructura.

El avión —con 58 personas a bordo, entre ellas cinco tripulantes y dos menores— se precipitó al río, tras perder altura por causas aún no confirmadas y golpear un viaducto, pocos minutos después de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación