Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Menores hondureños serían los primeros beneficiados con medida

Si se adopta la medida y funciona, se extendería a El Salvador y Guatemala, indicaron fuentes de la Casa Blanca al diario The New York Times.

Los cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez; de Guatemala, Luis Fernando Carrera Castro; y de Honduras, Mireya Agüero de Corrales, ayer, en el Centro Woodrow Wilson en Washington.De izquierda a derecha: senadores Jeff Flake, Marco Rubio, Robert Cor

Los cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez; de Guatemala, Luis Fernando Carrera Castro; y de Honduras, Mireya Agüero de Corrales, ayer, en el Centro Woodrow Wilson en Washington.De...

Los cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez; de Guatemala, Luis Fernando Carrera Castro; y de Honduras, Mireya Agüero de Corrales, ayer, en el Centro Woodrow Wilson en Washington.De izquierda a derecha: senadores Jeff Flake, Marco Rubio, Robert Corker; el canciller salvadoreño Hugo Martínez, el

WASHINGTON. El Gobierno estadounidense considera la posibilidad de conceder, a niños y jóvenes centroamericanos afectados por la violencia, el estatus de refugiado una vez examinados sus casos en sus respectivos países.

Funcionarios estadounidenses confirmaron ayer que la Casa Blanca está estudiando la medida, pero precisaron que aún no ha tomado una decisión al respecto y matizaron que esta opción es una de muchas que se barajan para frenar la presión migratoria, sobre todo de menores no acompañados, en la frontera sur del país.

El diario The New York Times adelantó ayer que la administración Obama planea permitir a millares de menores y jóvenes solicitar el estatus de refugiado en Honduras, de modo que se reduzca el gran trasiego de niños desde Centroamérica a Estados Unidos a través de México.

Según el diario, el plan se ensayaría en Honduras y, si funciona bien, se extendería a El Salvador y Guatemala.

Fuentes de la Casa Blanca dijeron que el principal objetivo por el momento es trabajar con Honduras, Guatemala y El Salvador para transmitir el mensaje a la población de esos países de que enviar a los hijos a EE. UU. con traficantes de personas a través de México es un riesgo que no vale la pena y no garantiza poder quedarse en Estados Unidos.

Si finalmente se adoptara esta propuesta, equipararía la situación de violencia en países como Honduras, afectado por el narcotráfico y la delincuencia organizada de las bandas, con emergencias humanitarias como la vivida en Haití tras el terremoto de 2010 o en Vietnam por la guerra.

Tanto en Haití como en Vietnam, Estados Unidos llevó a cabo experiencias similares para examinar "in situ" a los refugiados y aceptarlos con carácter excepcional.

El plan se conoce en la víspera de la reunión que tendrá el presidente de EE. UU., Barack Obama, en la Casa Blanca, con los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Según las fuentes, la posibilidad de solicitar estatus de refugiado en los propios países centroamericanos es algo que las autoridades estadounidenses están considerando dentro de otras propuestas.

La idea está siendo discutida por un panel de miembros de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, y los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional y Sanidad.

Entre tanto, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU., Robert Menéndez, subrayó ayer la importancia de crear "una nueva alianza" con Guatemala, Honduras y El Salvador para crear una "estrategia a largo plazo" que ataje el flujo migratorio infantil por la frontera sur.

El influyente senador Menéndez se reunió ayer con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, el de Honduras, Juan Orlando Hernández, y con el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, a quienes reiteró la necesidad de que EE. UU. renueve su compromiso con los tres países centroamericanos.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación